MIRADOR DA PEDRA, CARIÑO



Partimos del FARO DE CABO ORTEGAL y decidimos dirigirnos hacia  los acantilados costeros más altos de España y de la Europa continental.

Ascendemos por la empinada, sinuosa y estrecha carretera que recorre la ladera interior de la sobrecogedora PUNTA DO LIMO. Una espectacular pared rocosa por encima de la cual, algunos ríos vierten sus aguas directamente al mar formando increíbles cascadas de varios cientos de metros de altitud  y donde también se levantó en el siglo XVIII para prevenir los ataques piratas, una garita de vigilancia asomando a los acantilados, como la vecina garita de VIXÍA HERBEIRA
 
PUNTA DO LIMO DESDE CABO ORTEGAL
 En el ascenso pasamos junto a la CRUZ DA CABADA, con un curioso escudo adosado a las rocas que sirven de base a esta modesta cruz...



... y cuando alcanzamos una considerable altura (365m según google earth), no podemos dejar escapar la ocasión de detenernos en este maravilloso MIRADOR DA PEDRA.



Desde aquí se tiene una extraordinaria preceptiva del impresionante y salvaje perfil costero que se abre desde el Cabo Ortegal, hasta el lejano CABO DE ESTACA DE BARES, así como la hermosa RÍA DE ORTIGUEIRA.

 
A nuestros pies, la población de Cariño y su importante puerto pesquero (en las cercanías de la Punta do Castro), observa, junto al vecino de Espasante (en la Punta dos Prados con su Garita da Vela), la entrada al ESPACIO NATURAL que conforma la Ría de Ortigueira,...

CARIÑO Y DEL OTRO LADO DE LA BOCANA DE LA RÍA DE ORTIGUEIRA, ESPASANTE
 ... en la que destaca ante nuestros ojos, la ISLA DE SAN VICENTE frente a la fabulosa playa de Morouzos.



Cuenta una LEYENDA, que en la Punta do Castro habitaba el Señor do Castro, a quien le falleció la más hermosa y rubia de sus hijas y que fue enterrada en una mámoa en la cumbre de esta sierra de A Capelada.

Un buen día tiempo después, pasó navegando frente a Ortegal una expedición marina. Era Ith, el hijo del Rey Celta Breogán, quien iba acompañado de otros cuarenta y nueve jefes celtas en busca de las tierras de Irlanda. El Señor do Castro y sus hijos se unieron a Ith y mientras marchaban por la bocana de la ría, miraron hacia la sierra para decir: "¡ADIÓS, CARIÑO!". Y de ahí viene el nombre de la villa.
Otra leyenda señala que por estas tierras solamente moraba un matrimonio de marineros con sus 10 hermosas hijas solteras. Las jóvenes, que conocían perfectamente todas las piedras y acantilados de la costa, encontraron un día a trece náufragos que venía agarrados a restos de una embarcación defenestrada. Por supuesto, las jóvenes los ayudaron y los llevaron hacia casa, cuidándolos por una temporada en la que comenzaron a enamorarse los unos de los otros. Pero como los hombres era trece, tres de ellos sobraban, así que acordaron echar a suertes quién debía irse.

Los tres perdedores marcharon apenados hacia sus tierras de origen, con el resquemor del amor perdido y cuando fueron preguntados de dónde venían, contestaron al mismo tiempo: "De la villa de los amores, donde todo es Cariño".

INFORMACION RECOGIDA DE ESTE ENLACE

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE CARIÑO EN ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario