RUTA DOS CERQUEIROS, MONFERO



En las Rías Altas de Betanzos y de Ares, desemboca el río Eume (leyenda). Bosques de ribera frondosos y llenos de vida acompañan a este hermoso río en su viaje, dejando a su paso bellos paisajes, en los que cobra protagonismo: la arquitectura monástica; pozas; cascadas; puentes; molinos; refugios de pescadores; miradores y sobre todo su flora y fauna.

 

 
 

Existen varios accesos al corazón de este maravilloso Parque Natural das Fragas do Eume, contando con infinidad de rutas que permiten conocer todos sus recovecos, mostrándonos cada uno de ellos una estampa distinta rodeados de carballos, castaños, abedules y alisos, que conviven con los gigantes helechos provenientes de la época terciaria, cuando los dinosaurios aún dominaban la tierra. 

 

Fue declarado Parque Natural en 1997.


En esta ocasión la puerta elegida fue el ayuntamiento de Monfero, recorriendo parte de la asombrosa SENDA DOS CERQUEIROS y adentrarnos nuevamente en el último bosque atlántico.




Digo parte, porque para nosotros, (aunque toda la senda es sencilla de recorrer para cualquier persona sin ningún tipo de problema), la distancia y la pendiente del camino, hicieron que el tramo recorrido (4,64Km) llegara a ser suficiente, o hasta podríamos decir que la vuelta en ascenso se hizo bastante cuesta arriba. Pero eso sí, como en la mayoría de las veces una vez terminada la visita, comparando en la balanza el sacrificio realizado, contra el logro de conocer otra de las maravillas que nos rodean, siempre se inclina hacia este último aspecto.

Como nosotros buscábamos acercarnos al MIRADOR DE LA CARBUEIRA para observar los meandros que forma el río Eume, (que aquí, contenido por el embalse, parece darse un respiro antes de saltar las paredes abruptas del cañón), decidimos realizar la ruta de senderismo por el tramo más corto que lleva al mirador. 


Comenzamos salvando un paso canadiense, que se colocan en los caminos para evitar que el ganado salvaje que campa por estos lugares lo traspase y acceda a la carretera.




Muy pronto comienza el descenso entre pinos y prados,... 





     
 ... donde observaremos gran cantidad de ganado vacuno en semilibertad...




... y descubriremos entre la arboleda, el tortuoso perfil del río eume y la presa que frena sus aguas antes de las paredes rocosas que forman el CAÑÓN
 


PRESA DO EUME





Una huella de tranquilidad se percibe grabada en nuestro lento caminar, debiendo detenernos a cada paso que damos, para contemplar y fotografiar las hermosas maravillas de la naturaleza que este fantástico sendero nos va descubriendo.
 





 



 


 
 



Una señal a la izquierda abrazada por la vegetación, nos señala el desvío hacia el mirador que pretendemos alcanzar.


Comienza el ligero ascenso, topándonos con antiguas construcciones abandonadas como la casa de Os Esterqueiros, con un mensaje grabado en sus muros sobre la tradicional vida de estas tierras.

VISTAS EN LA SUBIDA AL MONTE DA CARBOEIRA
VISTAS EN LA SUBIDA AL MONTE DA CARBOEIRA

la casa de Os Esterqueiros

Avanzamos unos metros hasta la cumbre del Monte da Carboeira, donde se asienta al borde del precipicio el privilegiado MIRADOR





Las vistas que desde este se alcanzan son extraordinarias,...




... pero sobre todas, destaca el río Eume con sus caprichosas formas. 







Observando el vuelo de un águila, nos imaginamos como sería, disfrutar del este sensacional paisaje a vista de pájaro, ¡UN PARAÍSO!



INFORMACION RECOGIDA DE ESTE ENLACE

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE MONFERO EN ESTE ENLACE.

2 comentarios:

  1. Preciosas fotos!

    Tendreis que volves, queda mucho para descubrir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, Monfero es un Parque Natural. Un Saludo.

      Eliminar