SANTA MARÍA DE CUIÑA, OZA - CESURAS



Se conoce la existencia de Santa María de Cuíña desde el siglo X, ya que figura en una donación realizada por la infanta doña Paterna el 27 de junio del año 911, según la cual da al abad Sabarigo el monasterio de Cines y varias iglesias, entre las que figura "Sanctam mariam de Coynna". A partir de aquí y a lo largo de toda la Edad Media, Cuíña aparece ligada a este monasterio.




Iglesia de estilo románico de finales del s. XII principios del s. XIII. En su planta rectangular dispone de una sola nave rematada en un ábside semicircular con bóveda de cascarón.




En el interior, el espacio entre la nave y el presbiterio se resuelve mediante un arco triunfal apoyado sobre semicolumnas adosadas, cuyos capiteles están decorados con motivos vegetales. La bóveda del presbiterio es de cañón apuntado.



En el exterior, la fachada principal muestra un tímpano liso sobre la portada. El ábside se halla dividido en tres vanos por dos estribos al exterior, con una estrecha saetera en cada vano.




A la nave se accede por dos puertas, una al norte y otra al poniente, la primera remata en arco apuntado, mientras que la segunda es adintelada por el interior. 
Quedan vestigios de la existencia de una tercera puerta medieval al sur, con remate de arco de medio punto.




En el piñón de la nave se encuentra una cruz antefija de brazos iguales inscrita en un círculo.



También es interesante hacer referencia a las pinturas del siglo XVI que se conservan en el interior de la nave, restauradas por la fundación Juan March en 1973 tal y como se indica en una inscripción colocada en la nave.


En la pared norte, en la parte más cercana al ábside, aparecen en dos registros: en el inferior, se representan tres figuras en actitud orante, con un epígrafe que alude a Cristo, posiblemente relacionadas con la imagen de un crucificado que aparecería pintado o en talla frente a ellas. También figura que la capilla a la que pertenecían la mandó hacer Vasco de Marante en 1503. Por encima del texto se pintó un paño con la Santa Faz. Estilísticamente, pertenecen al Gótico Hispanoflamenco.



Un segundo grupo de pinturas muestran a San Pedro y San Pablo flanqueando el arco triunfal, mientras en el presbiterio se pintaron las figuras de Santa Catalina, San Juan Evangelista, Santiago y Santa Lucía, así como dos escenas de la vida de la Virgen: la Visitación y la Natividad. 





Contemporánea es la imagen de la Muerte que se localiza en la pared norte...


... y la Verónica con la Santa Faz que se encuentra en la pared sur, cerca del presbiterio.


Existe una tercera capa de pinturas, también del siglo XVI, pero se distinguen sólo en partes muy concretas.


INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES


ARTE ROMÁNICO EN EL GOLFO ÁRTABRO Y EL ORIENTE CORUÑÉS (pdf)

 
VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE OZA - CESURAS EN ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario