TORRES DE CEREIXO, VIMIANZO



Estas se sitúan en la parte alta de una península formada en la unión de los ríos de Cereixo y Grande, en el vértice de la ría de Camariñas.
 

 La Villa de Cereixo fue fundada por concesión de carta puebla del rey Alfonso IX, sobre los restos de la antigua población arrasada. El propio monarca la visitaría en 1228.


Su importancia radicaba en su situación estratégica en la entrada de la ría. Su puerto al abrigo de los temporales facilitaba el comercio, pero también, entre los siglos XII y XIII, era lugar de frecuentes saqueos por parte de árabes y normandos, que llegaron a destruirla totalmente.

El lugar también fue importante, por la llegada y parada de los peregrinos que llegaban por mar y se dirigían a pie hasta Compostela.


 De estos hechos derivó la necesidad de su defensa y protección.



Está documentada la existencia de una torre defensiva en el lugar desde el s. X, probablemente predecesora de la actual construcción.


Las torres que hoy vemos, símbolo de los poderes nobiliarios que ejercieron jurisdicción en estas tierras, fueron levantadas en el siglo XVII.



De aspecto militar, y construidas con muros de sillería, las dos torres flanquean el cuerpo central formando un conjunto de grandes dimensiones.


Sobre el arco de entrada, distinguiremos el enorme escudo de los Condes de Maceda y Taboada del s. XVIII, orlado con 18 banderas y coronado por la "M" de los Montenegro. Dentro las armas de los Bermúdez (casillas o escaques); los Castro de Lemos (seis formas circulares o roeles); los Soutomaior (bandas horizontales); los Mendoza (aspas y la imagen del Ave María); los Figueroa (hojas de higuera) y los Andrade (dos cabezas de dragón).



En el muro lateral vemos los emblemas de sus primeros moradores: los Moscoso (una cabeza de lobo); los Carantoña (unas manos); los Caamaño (un pino) y los Guisamonde (una torre).



La pequeña plaza que se abre a las puertas de estas impresionantes Torres, igualmente nos descubre otros importantísimos valores patrimoniales; históricos; naturales y culturales de esta significativa Villa.

Preside la plaza un CARBALLO CENTENARIO, que podría contarnos infinidad de historias que habrán ocurrido a su alrededor en los cientos de años que lleva en pie, y hoy sigue siendo protagonista, recibiendo la procesión en honor al Apóstol Santiago y a todos los visitantes que se acercan a conocer este monumental enclave.


Desde aquí, también accedemos a su extraordinaria IGLESIA ROMÁNICA, o al fabuloso PASEO FLUVIAL colmado de naturaleza, al que asoman los miradores de las viviendas y casas señoriales como VILA PURIFICACIÓN, con su MONUMENTAL HÓRREO de 19 pares de pies y un PALOMAR. Curso fluvial donde en su desembocadura, un atractivo MOLINO DE MAREAS aprovecha sus aguas y las de la ría desde 1676.

INFORMACION RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES



VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE VIMIANZO EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario