TERMAS ROMANAS AQUIS QUERQUENNIS- BANDE



En época romana, para crear una ruta central directa entre Braga y Astorga, fue preciso establecer diversas bases campamentales a lo largo de la Vía XVIII, como la descubierta en el entorno de Baños de Bande.


El lugar resultaba ideal para tal cometido, no sólo por la amenidad del paisaje y la fertilidad de la tierra sino, sobre todo, por la existencia de unas generosas SURGENCIAS TERMALES, importantísimas a la hora de su aprovechamiento lúdico y terapéutico, tanto por el elemento militar como por la población civil.



Esas aguas termales que los romanos tanto apreciaban, brotan en varios manantiales, que los vecinos de la zona les atribuyen propiedades beneficiosas para la piel y reuma.




Y esta es la causa de que se haya exhumado en este paraje, estas TERMAS,…




 …un CAMPAMENTO de época Flavia…



… y una de las MANSIONES más importantes de la llamada Vía Nova.


El padre Sarmiento en su recorrido por tierras de Ourense en 1754 visitó los baños y dejó constancia de ello en estas palabras: “…Los baños… son de agua caliente que burbujea y mana en un estanque cuadrado con escalera. Alrededor, casitas de pobres para sudar. Cerca de los baños se descubren piedras labradas y oí que allí se encuentran en muros y edificios varias piedras con letras…”. 




En los alrededores se han encontrado vestigios romanos, entre ellos un ara votiva en la que un indígena llamado Boelius Rufus, le da las gracias a las diosas ninfas por haber recuperado la salud. (Nymfis | Boeli|us Ruf|us pro | salute | sua v(otum) s(olvit)).


Después de varias visitas en vano, encontrándonos siempre el yacimiento completamente cubierto por las aguas embalsadas del río Limia (bajo mi humilde opinión, deberían poner en valor este importantísimo patrimonio),...




  

... el 05-11-2016, por fin conseguimos ver las termas.





Estas estaban relacionadas con la cercana mansión denominada “Aquis Querquennis”, llamada así en alusión a dos elementos naturales del lugar, las aguas termales y, las abundantes encinas (Quercus ilex). Su utilización ha sido continua desde el tiempo de los romanos aunque las instalaciones fuesen rudimentarias. 



Vista de la Mansión desde las termas.
Hasta mediados del siglo XX contaba con un edificio moderno, con pilas de mármol, duchas y todo lo necesario para los tratamientos.





Las reformas de remodelación fueron terminadas en 2010 y hasta entonces las pozas, estaban delimitadas por muros de adobe y piedra. Los trabajos de reconstrucción han permitido acondicionar dos piscinas de grandes dimensiones, así como los accesos a las mismas, que hasta ahora estaban en una situación precaria.



Antes de la construcción del embalse las aguas brotaban en varios manantiales de agua con diferente termalidad. Hoy en día cuando el embalse está bajo, brotan al lado del mismo, varios manantiales muy próximos entre sí. 



El caudal es muy abundante, llegando a formar un pequeño arroyo de aguas calientes.




 Presentan una temperatura de surgencia de 48ºC. Son aguas claras, transparente y de débil mineralización. En las pozas donde se acumulan adquieren un color verde azulado por la proliferación de algas típicas de estas aguas hipertermales. Su composición es bicarbonatada-sódica, fluorada y litínica.





Una visita imprescindible para conocer mejor la historia de estos increíbles yacimientos, es la del cercano CENTRO DE INTERPRETACIÓN “AQUAE QUERQUENNAE VIA NOVA”

INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES


No hay comentarios:

Publicar un comentario