PISCINAS NATURALES DEL RÍO CALDO, LOBIOS

Recuerdo nuestra primera visita a Lobios, en un puente de las Letras Galegas del año 2004. Veníamos de visitar Celanova, Bande, etc, para rematar la excursión conociendo este ayuntamiento, donde entre mis anotaciones se encontraban las PISCINAS NATURALES DEL RÍO CALDO.


Nada más llegar a OS BAÑOS, la que en teoría debía ser la piscina, estaba inaccesible, de lo sucia que se encontraba, pero nos sorprendió mucho ver a la gente bañándose en el cauce del río. 



Era Mayo  y aunque el día estaba bonito, el agua de estos ríos en plena montaña, baja helada. 



Curiosos al acercamos, vimos formada una especie de piscina redonda, donde cantos rodados del río amontonados unos encima de otros, constituían un muro de separación entre esta y el cauce natural del río. 


Lo más sorprendente de todo era, que el agua en el interior estaba bastante caliente, no nos lo pensamos mucho para meternos a disfrutar de un relajante baño. 


Una vez dentro, pudimos comprobar como el agua brotaba del fondo rocoso del río, a una temperatura bastante elevada, que mezclada con la que entraba por los resquicios del muro de piedras, resultaba un auténtico placer para los sentidos.


Tendríamos que esperar hasta febrero del 2006, para repetir la experiencia, pero esta vez en las fantásticas instalaciones del Hotel Balneario. 


Sus aguas termales son bicarbonatado-sódicas, con una temperatura que oscila entre los 55 y 77 grados, se piensa que pudieran haber sido aprovechadas por los romanos, al encontrarse durante la construcción de este complejo, un ara dedicada a las ninfas.



Los romanos eran conocedores de las virtudes y propiedades de las aguas termales, que en este valle afloran desde las entrañas de la tierra. Por ello hicieron discurrir por aquí́ la VÍA ROMANA XVIII, O VÍA NOVA, que unía Bracara Augusta y Asturica Augusta (Braga y Astorga) del Itinerario de Antonino. 



Y construyeron la MANSIÓN AQUIS ORÍGINIS, edificio de reposo situado a escasos metros del curso fluvial del Río Caldo y muy próximo a las piscinas naturales del río.

RESTOS DE LA MANSIÓN

La experiencia del baño en estas piscinas es tan agradable que, en nuestra última visita al ayuntamiento, finalizábamos cada la jornada (aprovechando la poca afluencia de gente en esas horas), con un estupendo baño en estas fantásticas piscinas.








En esa ocasión, también tuvimos la oportunidad de probar la piscina que se encuentra junto a la orilla del río, pues afortunadamente el día de llegada estaban preparándola.



Eso sí, tuvimos que esperar hasta el día siguiente a que bajase la temperatura en el interior de esta, pues el primer día era extremadamente elevada,...





...pero los días posteriores (siempre con mucho cuidado de no permanecer demasiado tiempo con el cuerpo sumergido para evitar bajadas de tensión), resultó una magnífica y relajante experiencia contemplar el firmamento todas las noches, dándonos un estupendo baño.



Volviendo al hotel, para un bañito en la piscina de este, mucho más fresquita.


VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE LOBIOS EN ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario