DOLMEN DE SANTO TOMÉ,O VALADOURO

Megalito situado en A Serra do Xistral, en la parroquia de Ferreira. 





En el lugar, está también el Curro de San Tomé,

ARCO DA VELLA ( ARCO IRIS)

 ...que se utiliza para apresar y marcar al ganado salvaje, exhibiendo la RAPA DAS BESTAS, con un merendero dispuesto para el festejo.


Ya en la Edad de Bronce los gallegos trataban de domesticar a las bestias. La existencia de manadas de caballos salvajes en las montañas, da lugar a uno de los espectáculos más genuinos sobre un trabajo de campesinos y ganaderos que, cada primavera, se despliegan en los montes para, con gritos guerreros, obligar a los caballos a bajar a los valles. Es una ceremonia ancestral, descrita por el romano Estrabón hace dos mil años.


Esta práctica, que es tan antigua como Galicia, se repite cada año, y es conocida como “A Rapa das Bestas”. El rito consiste en marcar y "rapar" las crines de los caballos. Los caballos salvajes se "esconden" en las montañas del centro y norte de Galicia, fundamentalmente. De madrugada, los mozos suben al monte dirigidos por el bestilleiro y van acorralando a los caballos.


El rito empieza con a baixa: la operación de acoso, acorralamiento y conducción de las yeguadas que, en espectacular galopada, van descendiendo hasta llegar al curro. En éste se realiza la rapa das bestas.

ARCO DA VELLA ( ARCO IRIS)
 La operación de separarlas, es un hervidero de hombres y bestias que pelean entre sí. Aquéllos, tratando de asirlas e inmovilizarlas, mientras que éstas se defienden revolviéndose, alzándose, coceando y relinchando.


En torno a la “Rapadas Bestas” se organiza una auténtica romería que lo convierte en una manifestación claramente festiva. Todo un espectáculo para disfrutar de una de las tradiciones gallegas más ancestrales. 






Pero hablemos del megalito…



El arca del Padorno, también es llamada Dolmen de San Tomé, Chao do Padorno, mámoa de el Curro Caselo do Couso, por estar situada en el cobertizo de Couso.





 En ella se hallaron 20 fragmentos de cerámica lisa y una lasca de cuarzo.
Dolmen, formado por cuatro ortostatos y la loseta de cobertura, y una altura de 1,50 m, esta semienterrado en su túmulo.




La mamoa en la que se inserta la tumba, se compone de muchas piedras que cubren la superficie. 



Estas rocas parecen ser parte de la primera nivel de coraza, que sería seguido por un segundo nivel de tierra marrón. Las medidas son de 25 por 8 m.



 La elevación se pierde en una capa de frondosa vegetación de matorral, pareciendo un montículo que muestra signos de haber sido transitado por maquinaria agrícola, causando pérdidas a la cámara de la tumba. La violación se reduce a la practica de un acceso a la cámara, sin sobrescavar las losas hacia el exterior.



El anta se cubriría con una loma antes de su violación. Se trata de una cámara de pequeñas dimensiones de las de tipo "cista megalítica". Cuatro pilares son los que dan forma al habitáculo que está sellado por una gran piedra de cubierta. Se constata la existencia de un corredor. 







El dolmen de Santo Tomé, en Ferreira do Valadouro, guarda una extraordinaria sorpresa.


En el interior de este monumento megalítico habita una rareza botánica que sólo se encuentra en contados lugares de Galicia. Se trata de un musgo luminiscente, también conocido como Oro de Duende, bautizado como ”SCHISTOTEGA PENNATA, que debe el nombre a su brillo de aspecto fosforescente con una tonalidad verde esmeralda., tan solo está documentada su presencia en una quincena de lugares de toda la Península Ibérica.


Es una especie que pertenece a la lista roja de especies principalmente amenazadas, porque su hábitat es muy frágil y fácilmente alterable, ya sea de forma natural, pues, la luz reflectante puede atraer a animales como arañas, pájaros y ratones que propagan las esporas reproductivas hacia otras zonas, a la vez, su brillo repele a los animales que pueden dañar el delicado musgo, y por el hombre, que por desconocimiento e ignorancia, en la mayoría de los casos, lo perjudica.


Este particular musgo crece en las paredes y los suelos de cavidades, donde aprovecha al máximo la escasa luz existente para realizar la fotosíntesis, por ello, la literatura popular haya asociado este musgo con los tesoros que los duendes tenían ocultos y de ahí su apelativo, el Oro de Duende. Galicia es uno de los pocos santuarios de esta singular especie botánica .



INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES.



VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE O VALADOURO EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

1 comentario:

  1. Aquí pues no existen esos domen. Son maravillosos para mi. En cuanto a los caballos, aquí los destrozan domándolos y la marca aquí se le llama "yerra". Para algunos es necesario, para otros es tradición y para mi tortura y falta de amor a los animales.

    ResponderEliminar