GRAN BALNEARIO, O CARBALLIÑO

Si la VILLA de O Carballiño nació y creció a la sombra de la feria, el turismo lo hizo al cobijo de sus aguas termales.


El Gran Balneario utiliza el más importante de los tres manantiales de aguas minero-medicinales con que cuenta O Carballiño, y que también tuvimos ocasión de visitar, como son: el Balneario Caldas de Partovia (en obras) y el BAÑIÑO DE ARCOS.


Está situado en la margen izquierda del río Arenteiro, próximo al centro de la villa, y también al Parque Municipal, al que está conectado por el hermoso PASEO DO ARENTEIRO


Posee una  magnífica arboleda con robles centenarios y hayas, que lo convierten en lugar ideal para descansar o pasear.



El Gran Balneario comparte desde 1816 el poder curativo de sus aguas, convirtiéndose así en uno de los balnearios de aguas minero-medicinales de más prestigio de España.


En el centro del recinto se encuentra el pabellón de agüistas que alberga el manantial de agua medicinal. Brota a una temperatura de 26º y está especialmente indicada para las afecciones hepáticas, intestinales y otorrinolaringológicas.
  




A su lado se encuentra la casa de baños, obra del arquitecto Daniel Vázquez-Gulias Martínez, inaugurada en el año 1900, un edificio singular de planta longitudinal de 50 metros, con dos pabellones de ventanas semicirculares...


... y  galería acristalada en su parte posterior,  que da al río;...


... sobresale en el centro el cuerpo de entrada con  linterna acristalada en el crucero y  torre almenada por detrás; ésta tiene tres pisos, con ventanas semicirculares los dos inferiores y adinteladas el superior.



El edificio alberga las principales instalaciones del Balneario, renovadas y ampliadas recientemente,  con dotación de  servicios para baños, duchas, inhalaciones e hidromasaje.  Cuenta con consultorio médico para prescripción facultativa de las dolencias y terapia termal.


El Balneario fue de propiedad municipal hasta 1933, adquiriéndolo la familia Quiroga, a la que  pertenece desde entonces. Fue también refugio y lugar de descanso e inspiración de personajes tan ilustres como la escritora Doña Emilia Pardo Bazán, que lo eligió para escribir la obra “El Cisne de Villamorta”. Esta se había casado con José Quiroga, natural de Banga ( O Carballiño ) en 1868. Los Quiroga tienen una casa en Carballiño en la Plaza Mayor , que se conserva hoy, y varias posesiones en la zona, entre ellas el Gran Balneario y el PAZO DE BANGA. Durante los veranos, el matrimonio pasaba temporadas en Carballiño y en la época de las vendimias, en el pazo de Banga.





INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES





VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE O CARBALLIÑO EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario