FONTÁN, SADA

En Fontán, el otro barrio marinero de Sada, situado en lo alto de la villa y frente al puerto que lleva su nombre, las calles se estrechan y se vuelven irregulares.



Aunque a Fontán se le reconoce por su colorido, originalmente la mayoría de los muros se pintaban de blanco y era solo la carpintería de marcos y balcones la que se teñía de color. El azul, el rojo, el verde, era la pintura que sobraba de los barcos.




Me llamó la atención una FUENTE de granito de un caño, compuesta por un muro y  una pila del mismo material, en la que resalta esta placa.



Como enclave privilegiado para mirar el mar, en el cabo que protege la costa Norte de la bahía de Sada, se sitúan las ruinas del CASTILLO DE FONTÁN, edificado en el siglo XVIII al igual que el de CORBEIROA (al otro lado de la bahía), como batería defensiva, y cuyo objetivo era garantizar la seguridad de las importantes industrias de la salazón y textiles de Sada. 




Con posterioridad, pasaría a formar parte del emblema o escudo de la Villa.



Desde este punto podremos iniciar una fascinante ruta por el frente litoral de la ría de Ares y Betanzos como es la PR-G 96 COSTA DOCE.



La ruta comienza en el castillo, y discurre por este antiguo pueblo marinero hasta la entrada en el Monte del Pobre o A Canteira. En este punto se puede escoger entre continuar por la costa o por el antiguo Camino Real.





De inicio podemos visitar, también junto al castillo, la pequeña PLAYA DE MORAZON. El carácter resguardado y la tranquilidad pero al mismo tiempo, su cercanía al centro urbano, hacen de esta playa la preferida de muchos vecinos y visitantes.


Desde esta se accede a la misteriosa COVA D’ANCA. Para entrar en ella, había que hacerlo por la playa de Morazón y no siempre se podía a causa de la marea. Situada en el acantilado de la costa escarpada de Fontán, abriendo su boca sombría en la parte norte. Nos cuenta la fantasía popular que las profundidades de la legendaria cueva albergaba en su interior misterios y encantos. Se decía que había un pasadizo secreto a la derecha hasta el Pazo de Meirás y hacia la izquierda se salía debajo del castillo.


La ruta nos lleva hasta tres miradores con zonas de descanso. 




El primero en las inmediaciones de la PUNTA DA HERBA, desde donde se puede ver la playa de Morazón antes mencionada y la Pena da Herba.



El segundo es el MIRADOR DE LA RÍA, en el que existen unas excelentes vistas panorámicas.







A partir de este punto la ruta continúa por el litoral hasta llegar a la llanura donde se sitúa el tercer mirador y la PLAYA DE ARNELA.






Esta es una de las playas más hermosas de la zona, situada en un entorno rural, virgen, aislada, tiene forma rectilínea y es de arena blanca y fina.



ACCESO A LA PLAYA





Continuando por los caminos existentes, se enlaza con una pista asfaltada que lleva al cruceiro de Carnoedo y, un poco más adelante, a Pedreira.



La ruta continúa entonces por un camino que atraviesa bosques mixtos y deja entrever la ría. 




MARIPOSA

Llegados al Campo de la Cruz se desciende hasta la PUNTA DE SAN MAMEDE, donde existe una vista magnífica de la Ría de Betanzos y de la de Ares.


Después de una serie de pistas forestales que muestran unas excelentes vistas de la costa se llega a la PLAYA DE CIRRO, que es el punto de llegada y donde se enlaza además con la RUTA DE LA COSTA NORTE DE OLEIROS.

CAMINO DE VUELTA POR EL CAMINO REAL



INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES





VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE SADA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario