XUNTANZA 2017, PONTEVEDRA

En esta ocasión no voy a mostrar la asombrosa arquitectura de una iglesia románica, o un maravilloso paisaje colmado de belleza. Hoy pretendo revelar el extraordinario fin de semana que he disfrutado con herman@s y amig@s en Pontevedra.


No hizo falta enviar cuervos blancos o negros con un mensaje, a lo Juego de Tronos, para volver a reunir al grupo que hacía ya tiempo no quedábamos. Una simple llamada de teléfono o un mensaje de WhatsApp con el que quedar para dar un paseo por A Coruña, sirvió para idearlo todo. La Casa Roldis-Somoza, enseguida se ofreció a organizar esta Xuntanza en Pontevedra, donde viven.


No era tarea fácil preparar un fin de semana para diez personas, pero ellos conocedores de la zona a la perfección, tenían todo preparado a nuestra llegada, incluida una bonita sorpresa a cada linaje. ¡Gracias por el cariño!


Era la hora de comer algo. Los anfitriones nos propusieron para ello A Pousada do Pincho, un lugar de los muchos de Pontevedra donde se tapea muy rico y bien, había que dejar hueco para el banquete especial de la cena.





Ellos también nos aconsejaron a la hora de pedir, arrancando en todos nosotros una formidable sonrisa, el recipiente de cerveza con grifo para tirarla que nos sirvieron.




Entre conversaciones y risas, este cacharro dio mucho juego, siendo muchos los que quisimos retratarnos con tan ingenioso invento, hasta que nos sirvieron la comida.





Los platos de carrillera; ensaladilla; croquetas; revuelto; etc, dieron paso a conversaciones sobre el reencuentro,...



... hasta que el Señor de la Casa Redondo-Rodríguez se hizo el amo y señor del grifo de la cerveza. 



¡Extrae hasta la última gota de cerveza! parece decirle su señora.




Finalizada la comida, viendo que la tarde quedaba agradable, era el momento de ir a tomarnos el café dando un pequeño paseo por hermosos rincones que tejen la ciudad, como esta rúa Padre Luis María Fernandez a la que asoma el PAZO DE CASTRO MONTEAGUDO, magnífico edificio del siglo XVIII que alberga uno de los museos más interesantes de cuantos conozco en la ciudad.






Seguimos por la rúa Laranxo hacia las coquetas prazas da Estrela y da Ferraría, que junto con la praza de Ourense y los Jardines de Casto Sampedro, constituyen uno de los mejores espacios abiertos de esta zona peatonal.





Pasamos junto al SANTUARIO DE LA VIRGEN PEREGRINA, curiosa edificación con forma de vieira que está situada al pie del Camino de Santiago Portugués.




Junto al ayuntamiento, nos sentamos en la terraza de A Devesa para tomarnos el café, y este nos lo sirvieron con bollería, porque en Pontevedra, todo lo que te pidas siempre viene acompañado con algo para comer.
 

El que se quería ir al hotel a dormir la siesta acompañado, al final como no pudo, mojó el bollo en el café.


Frente a esta cafetería se encuentra uno de los edificios por el que tengo gran debilidad y espero muy pronto mostraros detalladamente en el blog. Son las RUINAS DE SANTO DOMINGO, restos de la iglesia gótica del antiguo convento construido por los dominicos en el S.XIII. 


Se conserva la cabecera de la iglesia con cinco ábsides poligonales y un muro lateral con una pequeña portada y rosetón. Su interior alberga elementos de alto valor artístico e histórico: sarcófagos y sepulturas de personajes como el caballero Tristán de Montenegro y una gran colección de escudos heráldicos de la antigua nobleza gallega, que a más de uno dejaron con la boca abierta.


Sin embargo, el grupo aprovechó la ocasión y emulando la popular serie de Juego de Tronos, convirtió en trono de un nuevo reino este bello altar, aumentando los siete reinos con uno más, el “Reino das Rías Baixas Galegas” gobernado por la Casa Roldis-Somoza de Pontevedra y donde su marisco es el tesoro más preciado



Seguimos recorriendo el casco antiguo de la ciudad, declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1951 y testigo indiscutible del esplendor medieval de la ciudad, cuando Pontevedra aún estaba profundamente ligada al mar. 



Está considerado como el segundo más interesante de Galicia, después de Santiago de Compostela y no es de extrañar, pues todo el grupo coincidió en que es realmente hermoso.


La Señora de la Casa Roldis-Somoza, la anfitriona, me explica que bajo el subsuelo, aprovechando el foso defensivo del pazo-fortaleza de las Torres Arzobispales, se ha construido un CENTRO DE INTERPRETACIÓN donde se explica y muestra a través de la historia, los restos arqueológicos del antiguo Pazo Fortaleza del S.XII.


Ahora es el Señor de la Casa antes mencionada, quien nos señala un local temático Africano Colonial Ingles llamado “Dr. Livingstone supongo”, situado en una rúa muy transitada en esos momentos por turistas portugueses que se dirigían al SANTUARIO DE LAS APARICIONES.




Aprovecha el momento el Señor de la Casa Barcia-García, quien alzando su mano como guía turístico del grupo,...


... nos acerca por la Avenida de Santa María a la distinguida Praza de Alonso de Fonseca, donde se alza un hermoso CRUCEIRO. Una verdadera obra de arte que antiguamente se levantaba en Santiaguiño do Burgo y lugar elegido para hacernos la foto grupal. Tras el cruceiro se abre la fachada meridional de la REAL BASÍLICA DE SANTA MARÍA LA MAYOR, sin duda el mejor ejemplo de arquitectura religiosa de toda la ciudad.



Construida en el S. XVI a iniciativa del Gremio de Mareantes, conjuga el gótico tardío con el Renacimiento. Llena de leyendas, las piedras de su fachada (obra de Cornelis de Holanda y João Noble), acogen representaciones tan singulares como una vista de la ciudad en piedra o un santo con anteojos.



En el interior, se puede contemplar el Cristo del Desenclavo (s. XVI), el Cristo de los Marineros (s. XVIII) y sus sorprendentes bóvedas de crucería. 




Pero nosotros buscábamos algo más interesante, que solo descubrimos después de nuestra visita. Una inscripción en una hornacina abierta en el muro lateral donde se alojan varias imágenes devocionales, que dice: "Os do cerco de Yoan Neto e YOAN DE COLON fexeron esta capilla". Data entre los siglos XV y XVI y nos viene a recordar “la teoría de Cristóbal Colón Gallego”, que ya conté en una entrada del blog sobre la CASA DE COLÓN en Poio.


Junto a la inscripción, el Señor de la Casa Barcia-García reza pidiéndole al Santísimo fuerzas para subir a la torre del campanario. 




Por lo que parece, sus plegarias fueron escuchadas, siendo capaz de esa y otras proezas que a la mañana siguiente fueron comentadas.



tirí, tirí, tirí

El grupo disfrutó muchísimo de las espectaculares vistas del entorno.



Seguimos el paseo contemplando la belleza de sus calles y plazas que seducen a todo aquel que las visita. Casas populares y de abolengo que revelan el pasado de la ciudad, con importantes muestras arquitectónicas que conservan el encanto de tiempos pasados,...


... como la CASA DAS CAMPAS, uno de los edificios más cargados de leyenda. Considerada como la construcción civil más antigua y mejor conservada de toda la ciudad, la Casa de las campanas conserva la fachada del siglo XV con dos arcos conopiales de entrada así como los vanos originales y algunas labras heráldicas. Pero eso es arquitectura. Para la LEYENDA es un edificio civil misterioso con un campanario, unido al recuerdo del tesoro del capitán del "Burla negra", el pirata del barrio marinero de A Moureira, Benito Soto. De este marino que hizo suya la máxima “los muertos no hablan”, se cuenta que después de sus correrías por Cabo verde, Azores o Canarias volvió a su tierra antes de ser ajusticiado por los ingleses en 1830, dejando entre las paredes de esta casa una gran fortuna.


Durante todo el paseo al grupo le quedará patente el pasado hidalgo de Pontevedra, al caminar al paso de los más de ochenta blasones que ocupan las fachadas de todo el casco histórico.




Bajando por la calle Real, nos detenemos a fotografiar la plazuela de la FUENTE DE LOS TORNOS, donde confluye la anterior con Marqués de Aranda. De forma piramidal, la fuente fue construida en granito en 1872.


La ruta continúa hacia Méndez Núñez, en donde la ESTATUA DE VALLE INCLÁN nos sirve para recordar a los intelectuales e investigadores de Galicia, España y de otras partes del mundo que han realizado aportaciones a la anteriormente mencionada “teoría de Cristóbal Colón Gallego”. Y es que el creador del "Esperpento" escribió un prólogo que nunca llegó a ser publicado para uno de los libros, en los que se apoyaba esta tesis. También Castelao hizo llamamientos a estudiar los documentos de San Bartolomé, en los que aparece el apellido Colón.


Nos acercamos a la Praza da Leña, antiguamente denominada “Eiradiño” ou “Eirado da Leña”. Debe su nombre a la leña que aquí se vendía antaño para calentar las cocinas de los pontevedreses. Es la plaza típica gallega más retratada y pintoresca de Galicia, con edificios populares con soportales en un ángulo y en el otro, el PAZO DE CASTRO MONTEAGUDO, que alberga el Museo de Pontevedra y lugar desde donde comenzamos este entretenido recorrido.


En el centro se ubica un CRUCEIRO que fue descubierto alrededor del año 1930 en Caldas de Reis, en 1941 fue colocado en Pontevedra. Sufrió varios daños a lo largo del tiempo, sometiéndose a restauraciones en algunas ocasiones. Una primera recomposición en un dibujo vino de la mano de Castelao, para su afamado y tan hermoso ensayo “As cruces de pedra na Galiza”.



Es hora de Finalizar el paseo, acercarse al hotel y prepararse para dar cuenta de los tesoros de este reino imaginario de Juego de Tronos, que la “Casa Roldis-Somoza de Pontevedra” había encargado para deleitar a las otras cuatro Casas invitadas.


El banquete se realizó en la Marisquería Ancla (Poio), donde acudimos los diez miembros de las cinco Casas participantes en la Xuntanza.



Abría el copioso menú degustación, un surtido de mariscos fríos que incluían: nécora; camarón; cigala y centolla.







Siguieron tres variedades de maricos calientes, percebes, almejas y navajas, estas últimas exquisitas.





 
Exquisiteces y viandas afrodisiacas, de las que dimos muy buena cuenta y mucho más suculentas, que cualquiera de los exóticos manjares de las cocinas de Desembarco del Rey, las Tierras del Norte o incluso de las Tierras más allá del Mar Angosto.




Detrás del marisco, pudimos degustar varios pescados: rodaballo; besugo; lubina; cocochas de rape.




Y un magnífico chuletón de ternera. Hasta el mismísimo Señor de la Casa Míguez-Vicente, frecuentador diario de restaurantes y casas de comidas, le hacía indicaciones a la anfitriona, sobre estas abundantes porciones.



Llegaron los turnos de los postres. Cuatro variedades de tartas cortadas en porciones, que alguno no pudo esperar a probarlas antes de hacerle la foto, acompañadas del café y chupitos de varios licores.


La valoración de la xuntaza organizada por la Casa Roldis-Somoza subía a cada momento tantos enteros, que las demás Casas veían difícil mejorarla en otro futuro encuentro.


Finalizamos el festín, acudiendo a uno de los locales nocturnos que pueblan el casco antiguo de la ciudad,...



... dando pie a conocer y realizar, alguna fotografía de otros enclaves por los que pasábamos.


El Señor de la Casa Redondo-Rodríguez pide retratarse en la Praza de los Niños, pues dice sentirse todavía muy joven.


Yo elijo las estatuas de la Rúa Alhóndiga. Junto al personaje llamado «FIEL CONTRASTE» .El conjunto escultórico rememorará que en el siglo XVI, donde hoy se levanta la Casa Consistorial, se encontraba el mercado municipal o alhóndiga. A la entrada de esta instalación se situaba una persona contratada por el Ayuntamiento que se encargaba de verificar pesos y medidas de toda la mercancía que atravesaba la puerta para ser puesta a venta. Era un personaje que jugaba un papel crucial, ya que las tarifas que se cobrarían en el mercado dependían de que él verificase adecuadamente el peso o las medidas. 


A su lado, otras figuras de acero «cortem» representan a personajes característicos de un mercado municipal.



En la FUENTE DE LA PRAZA DE CURROS ENRÍQUEZ. Una de las cuatro fuentes de hierro del siglo XIX, que simbolizan la primera traída de aguas de Pontevedra. Datan de 1886, cuando el arquitecto Alejandro Rodríguez-Sesmero solicitó que se compraran en Francia cuatro fontanas de hierro fundido. 


Subiendo por la Rúa Soportales, como durante el día apenas salí en las fotos, quise seguir chupando cámara en la bonita fachada de los Almacenes “A Moda DaBaixo”.


Y ya por último, como homenaje al anfitrión, nos detenemos en la Praza de San Xosé, en grupo escultórico de bronce que preside la plaza, y recoge a modo de tertulianos, algunos de los personajes más ilustres que vivieron en la ciudad, entre los que se encuentra Castelao, Alexandre Bóveda, Carlos Casar, Valentín Paz Andrade y Ramón Cabanillas, con el músico Manuel Quiroga tocando el violín. 


Llamada oficialmente “Literary Circle in Modern Coffee” y en gallego "No café moderno", es una obra del escultor César Lombera.


Comenzamos un nuevo día en nuestro imaginario “Reino das Rías Baixas Galegas”, en un bonito enclave del vecino Concello de Vilaboa. Son los “MUIÑOS DO RÍO MAIOR”, una estupenda ruta de senderismo homologada, donde podemos observar un total de 34 molinos, en su mayoría rehabilitados, que antiguamente servían para la molienda de cereales como avena, centeno y sobre todo maíz.







El molino nº2 de tres muelas, es un bonito enclave para una fotografía.


En el molino nº3, las Señora de la Casa Barcia-García tiene que ser ayudada por su esposo. ¿Dice que le fallan las piernas?


Bromas y risas acompañaron el pequeño recorrido hasta el Molino nº6, donde decidimos desandar nuestros pasos y volver al punto de partida del paseo.










De vuelta a Pontevedra, los anfitriones nos llevan a conocer la Granxa do Costado, una bonita casa rural de comidas decorado con aperos de labranza antíguos.




Para comer ese día, los anfitriones tenían reservada mesa y mantel en el Restaurante Manseo, donde dimos buena cuenta de unos sabrosos entrantes y un exquisito y abundante churrasco de cerdo. 


Nuevamente había sido todo un éxito la elección de los Señores Roldis-Somoza, afirmando las demás Casas la imposibilidad de mejorar esta Xuntanza.


Como broche final, la propuesta fue acercarnos al enclave conocido como “PARQUE DA NATUREZA DO RÍO BAROSA”, parada fundamental del Camino Portugués hacia Compostela, a su paso por el término municipal de Barro.





Este parque posee una excepcional topografía, por la que discurre el río Barosa en forma de cascada, dando forma a la FERVENZA DA BAROSA que alcanza treinta metros de desnivel. Junto a esta cascada fueron construidos diecisiete molinos, que se dividen entre los Muíños de Abaixo y Muíños de Arriba, formando un complejo hidráulico de gran interés.



En estos momentos el río viene bastante disminuido de caudal debido a la inaudita sequía que Galicia, “la tierra de los mil ríos” está sufriendo. Solo los Señores de la Casa Redondo-Rodríguez, escalaron este formidable espacio natural. Los miembros de otras Casa habíamos realizado la ruta en otra ocasión, que os mostraré en una próxima entrada del blog.




Es el momento de agradeceros a todos los participantes de esta Xuntanza, los mágicos instantes que nos habéis regalado en este formidable encuentro en el imaginario “Reino das Rías Baixas Galegas”, destacando los brazos abierto con los que fuimos recibidos por la Casa Roldis-Somoza. Un enorme abrazo que hemos sentido en la disposición y acogimiento que nos habéis ofrecido. Imposible será mejorar vuestra propuesta. Gracias a los más veteranos de la Casa Barcia-García, por demostrarnos que la fuerza y vitalidad está en la mente de cada uno, o sino, en una de esas azules. Gracias a la Casa Míguez-Vicente por vuestro humor y reciprocidad por conocer mundo, aunque el tanto por ciento de posibilidades disminuya al ritmo de la fuerza de una Casera abierta. Gracias a la Casa Redondo-Rodríguez, por vuestro cariño y extraordinaria actitud, además de las bonitas fotos que captaron esos mágico instantes. Un abrazo inmenso de mi parte para todos vosotros. 



INFORMACIÓN RECOGIDA  DE LOS SIGUIENTES ENLACES






VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE PONTEVEDRA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

2 comentarios:

  1. ¡Impresionante! Me alegro muchísimo no solo de que lo pasarais tan bien, sino sobre todo, de ver que con ganas siempre hay tiempo cuando la gente se quiere.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alber, es cierto que lo pasamos genial, gracias al estupendo grupo que fuimos.

      Eliminar