SANTO ESTEVO DE ATÁN, PANTÓN



Situada  en la orilla izquierda del río Miño, la historia de este lugar se relaciona con la repoblación del obispo Odoario en el siglo VIII y un posterior enclave monástico.

  
Atán es “Un ejemplo de iglesia que no es lo que parece”, como titulan expertos del CSIC, en un artículo en el que estudian los paramentos de esta iglesia (se puede consultar aquí). Siguiendo este trabajo, no se encuentran restos constructivos pre-rrománicos en Atán; de haberlos, estarían enterrados. Los elementos más antiguos de la construcción son la torre y la pared sur (datados en los s. XII-XIII), realizados en mampostería, que mismo podrían haber sido parte de un edificio distinto a una iglesia o monasterio. La iglesia tal y como la conocemos sería fruto de una construcción tardomedieval o moderna, que aprovechó material pre-existente, realizando algún modillón y capitel a mayores. Finalmente, a finales del s. XVIII se adosa una sacristía y a mediados del XIX la casa rectoral, ambas anexas al muro sur, que provocaron el desmoche de la torre primitiva; elementos que fueron retirados del muro sur en la última restauración.



Santo Estevo de Atán perteneció a un antiguo monasterio fundado, según la tradición, por el obispo lucense Odoario, en los albores de la monarquía ovetense en un momento previo a la plena integración de Galicia en el reino astur-galaico. Dicho cenobio habría sido destruido durante la invasión musulmana y reconstruido en los siglos IX y XII.


Fue del antiguo monasterio situado en este lugar de Atán, de donde salió el primero documento escrito que conservamos sobre el viñedo en Galicia, datado en el año 816. En esta parroquia, además, se encontró una ESTELA BIFRONTE ROMANA (s. I – II d. C.) que se conserva en el MUSEO PROVINCIAL DE LUGO (ver aquí).

http://redemuseisticalugo.org/galerias.asp?mat=14&g=Colecci%F3n%20de%20pl%E1stica%20provincial%20romana%20no%20Museo%20Provincial%20de%20Lugo

En ella se conservan algunos vestigios de construcciones que hubo antes en el mismo lugar. Se trata de tres VENTANAS CALADAS DE ORIGEN PRERROMÁNICO, dos de las cuales están embutidas en los muros de la recientemente restaurada torre, una antigua casa rectoral adosada con posterioridad a la iglesia. 


En su paramento sur, una ventana grande geminada formada por dos arcos de herradura casi circular, que forman una sola pieza seguramente visigoda, que podría pertenecer a la primera fábrica del siglo VIII que figura en el testamento de Odoario. Esta celosía se encontraba, antes de la última restauración, en el muro de un alpendre de una casa próxima a la iglesia.


En el muro este de la torre se integró una segunda pieza prerrománica, pero posiblemente ya del siglo X, anterior en todo caso al grueso de la fábrica actual de la iglesia, que hasta la reconstrucción de la torre se encontraba en el testero este de la sacristía, hoy desaparecida, como puede comprobarse en fotos antiguas. Esta pieza está construida por una cruz calada integrada en un círculo, bajo el que se traza un semicírculo de radio mayor de una sugestiva composición.


Otra en la parte superior del paramento oeste de la torre, justo en su coronación horizontal, se integra una cruz antefija calada, de forma cuadrada ya claramente románica, formada por una cruz inscrita en un círculo con un trazado geométrico de cuatro semicírculos que forman cuatro pétalos.


Por último, en el testero correspondiente al arco triunfal y sobre el vértice de este. Aquí se integra una celosía claramente prerrománica, que se podría datar en el siglo X y, por tanto, anterior a la fábrica principal de la actual iglesia. Está compuesta de un doble cuerpo, el superior formado por cuatro círculos y el inferior con forma de yugo con arcos de herradura. La cuarta forma parte del frontal del ábside.
  

Presenta una sola nave rectangular con cubierta de madera a doble vertiente y cabecera igualmente rectangular.



Los elementos decorativos de las puertas, comunes a otras iglesias románicas de la Ribeira Sacra, están relacionados con la tradición del maestro Mateo.


La PORTADA PRINCIPAL de la iglesia, está formada por un arco apuntado con tres arquivoltas apoyadas en columnas con capiteles de elaborada ornamentación.







Entre ellos destacan los dos más exteriores de la derecha,...



... el primero con una figura animal que podría ser una leona...


... y el segundo con ADÁN Y EVA desnudos bajo el árbol del Bien y del Mal.



El primero de la izquierda es muy parecido a uno de la portada sur de SAN XOÁN DA COVA, forma una especie de cesto con el cuerpo entrelazado de una serpiente cuya cabeza asoma por la parte superior. Los restantes capiteles están ornamentados con motivos vegetales variados.


En el tímpano se aprecian, aunque muy desgastados, varios dibujos e inscripciones.


En el vértice superior de la portada, un cuadrúpedo a manera de Agnus Dei, con una cruz moderna sobre el lomo que sustituye la primitiva, hoy desaparecida.


En la parte norte de la nave hay una PUERTA LATERAL con arco apuntado y una arquivolta apoyada en dos columnas, con una decoración similar a la de la portada.


De los capiteles destaca por su originalidad, el de la derecha, formado por cuatro hojas cóncavas sobre un astrágalo en forma de soga. Dentro de estas hojas se disponen racimos de bolas: cuatro en dos de ellas, seis y nueve.



Los CANECILLOS de los muros laterales poseen también una rica ornamentación 



Además de los decorados con elementos geométricos o vegetales,...



... destacan una cabeza de lobo con un cordero en la boca,...



... una cabeza de carnero, otra de oveja,...



... cabezas humanas,...




...dos músicos tocando su instrumento con forma de barril “dolium”…



También se conservan numerosas marcas de cantero.






En su interior destacan PINTURAS MURALES de los siglos XV y XVI. A la izquierda de la ventana central del presbiterio se desarrollan la escena de la Anunciación, presidida por Dios Padre. Santa Lucía con una bandeja sobre la que reposan sus ojos, le fueron arrancados en las torturas previas a la ejecución. A la derecha de la ventana, el patrón de la iglesia, Santo Estevo, vestido de diácono, es apedreado, siendo uno de los ejecutores San Paulo, reconocible por su nimbo, antes de convertirse. Formando pareja con Santa Lucía, se encuentra otra santa mártir. Destaca el fondo de estrellas de tres de las escenas, que en la cuarta, la del martirio de Santo Estevo, se convierten en piedras. Se representa también a la Virgen María, quizás por la influencia de Bernardo de Claraval, que extendió esta advocación por los monasterios de Europa Occidental y de la que fueron testigo singular los del Reino de Galicia.


https://www.lavozdegalicia.es/default/2015/02/19/00121424368623458398521/Foto/M20E7020.jpg



Eirexas de Atán, San Fiz, Pombeiro, Eiré:
¡vós sodes un milagre erguido pola fe!.
 -E ollades sempre o infinito.
                           Manuel María



Desde su emplazamiento, a media ladera, se puede contemplar en la otra orilla del Miño y a más o menos la misma altura, la IGLESIA DE SAN XOÁN DA COVA.


De este entorno que rodea a la iglesia, conformado principalmente por viñedos y campos de maíz, surgen varias RUTAS DE SENDERISMO: la primera, con cerca de dos kilómetros de extensión, conduce a la Cima de Atán. La segunda, llamada PR-G 162 RUTA DA RIBEIRA SACRA DO MIÑO, posiblemente recomendada para caminantes infatigables, desemboca, treinta y cuatro kilómetros más adelante, en el emblemático MONASTERIODE SANTO ESTEVO DE RIBAS DE MIÑO.



INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES







VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE PANTÓN EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario