SANTA MARÍA DE CELAS, CULLEREDO

La iglesia fue construida en el más puro estilo románico, pero su fachada fue modificada en el siglo XVIII.


Construida en sillería de granito, desarrolla una planta de una sola nave con ábside rectangular en el exterior y dos anexos en los laterales.


En el testero del ábside se conserva una ventana abocinada tapiada, rematada en dos arquivoltas de medio punto sostenidas por cuatro columnas de fustes lisos muy altos. Las basas son áticas y los capiteles vegetales, con hojas muy sencillas en los vértices, sin nervios y escaso modelado, las de la rosca mayor con pomas en los extremos. Los collarinos son lisos y los cimacios de nacela están adornados con dos líneas paralelas sobre la arista, como las impostas del interior del presbiterio. La arquivolta menor está tallada en una pieza, en la que además se realizó un pequeño tímpano liso; el arco tiene la arista viva y el trasdós presenta dos incisiones paralelas. La rosca exterior moldura la arista en grueso bocel seguido de billetes en el trasdós. Alrededor se encuentra una chambrana con círculos incisos entrelazados, superpuestos y alineados. Es éste un motivo poco difundido en Galicia, lo que hace de Celas de Peiro un caso excepcional, aunque aquí se trata de una decoración incisa más que tallada, al contrario que en algunos cimacios de CAMBRE o en la portada sur de SANTIAGO DE CEREIXO (Vimianzo).


En el muro lateral del norte aparecen dos contrafuertes en los extremos y otro que coincide con el fajón del interior. Bajo la cornisa de nacela se sitúan cuatro canecillos: uno presenta una testa de carnero en la que destacan los cuernos y orejas; otro una cabeza antropomorfa de rasgos muy sumarios y los restantes muestran uno o dos rollos.


Al norte de la nave se levantó una capilla con tejado a dos aguas y cornisas sostenidas por canecillos que, según Ángel del Castillo, son los que presentaba en origen la nave de Celas por este lado, aunque son claramente góticos. Están decorados con perfil de proa, con rollos y otros con falos y rostros zoomorfos y humanos en los que apenas se distinguen los rasgos faciales.

En el otro lateral se encuentran contrafuertes, uno hacia el centro y otro coincidiendo con el testero de la nave, parcialmente oculto por la sacristía. En un paño se abre una puerta rematada en un arco de medio punto que descansa directamente sobre las jambas. Éste envuelve a un tímpano semicircular monolítico en el que se ha esculpido la franja inferior a modo de dintel y en el centro un círculo donde se inscribe una cruz trebolada de brazos desiguales que recuerda a la del tímpano occidental de San Tirso de Oseiro, aunque en la iglesia de Arteixo la iconografía es más rica, ya que la flanquean palomas con ramas de olivo en los picos.

Entre los canecillos de este muro destaca el que representa a un bóvido, aunque el deterioro de la pieza apenas permite apreciar los detalles, y otra cabeza, en este caso de un animal con pequeñas orejas que entreabre las fauces mostrando sus dientes con fiereza, acaso un león.


La fachada principal presenta una puerta adintelada, sobre la que se abre una ventana semicircular y remata en una espadaña de dos arcos. Las esquinas están coronadas por pináculos.


El interior de la iglesia sorprende por su aspecto abigarrado: numerosas imágenes, el colorido de los retablos, lámparas y multitud de objetos que perturban la visión de su arquitectura, pero que son la más clara muestra de la religiosidad popular. Otra pieza de interés es la pila bautismal de mármol adquirida en 1894 en sustitución de la románica. La medieval junto con sarcófagos antiguos y lápidas con escudos, eran conservados por don Javier Ozores, hasta que el pazo donde las guardaba fue vendido y la pila se la llevó el comprador para usarla como jardinera en su casa particular de A Coruña.


Posiblemente la iglesia, muy próxima a la TORRE DE CELAS DE PEIRO o FORTALEZA DE VINSEIRA, perteneciese al conjunto fortificado que conformaría este monumento que al igual que la iglesia y puente del Burgo, se encuentran dentro del itinerario del Camino Inglés de peregrinación a Compostela.


La advocación parroquial es Sta. María, pero la romería más importante se dedica a Sto.  Outel (S.  Eleuterio), coincidiendo con el martes de Pascua. La  veneración a este santo se debe a su poder curativo de perros rabiosos y posesos; congregaba a multitud de romeros y aun hoy es muy popular.


Horario de misas (invierno): Días laborables: 17:30; Vísperas de festivo: 17:30; Festivos: 13:00 13:45. Horario de misas (verano): Días laborables: 18:30; Vísperas de festivo: 18:30; Festivos: 13:00 13:45.

No debemos perdernos el cercano paseo por el REGO DAS XESTEIRAS, donde podemos admirar un magnífico conjunto de molinos de agua. La época más hermosa sin duda para recorrerlo será el otoño.




INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES

ARTE ROMÁNICO EN EL GOLFO ÁRTABRO Y EL ORIENTE CORUÑÉS (pdf)





VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL  AYUNTAMIENTO DE CULLEREDO EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario