MONASTERIO DE CANEDO, PONTEAREAS.

El convento de San Diego de Canedo es un monasterio franciscano de estilo barroco que se encuentra en Canedo, en la parroquia de San Miguel de Ponteareas, en las estribaciones del monte Picaraña.

"TAU" SÍMBOLO FRANCISCANO.

El edificio en el que se encuentra actualmente el Convento de Canedo fue un pazo del siglo XV de la familia Sarmiento, y en él nació nació Agustina Sarmiento,... 


https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/e/ed/Meninas_detail.jpg

...una de las meninas del universal cuadro de Velázquez


https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/9/99/Las_Meninas_01.jpg/521px-Las_Meninas_01.jpg

En 1715 fue donado por esta familia a la orden Franciscana, que enseguida comenzó las obras de ampliación y remodelación para convertirlo en convento. La presencia de los franciscanos en este condado, se remonta a 1603 con la fundación en Salvaterra de Miño de un convento franciscano instituido y donado por Diego Sarmiento de Sotomayor. Destruido en 1642 a causa de las guerras con Portugal. 
Será necesario esperar a 1715 para que, nuevamente, los franciscanos se hagan presentes en la comarca, ahora en la feligresía de San Miguel de los Canedo. Allí, D. José Francisco Salvador Sarmiento Velasco Isasi, conde de Salvaterra y marqués de Sobroso (entre otros muchos títulos), hizo donación de su propio inmueble para convertirlo en convento franciscano.




En ese mismo año comienzan las obras de ampliación y adaptación del pazo, aunque estas fueron lentas: primero se terminó la iglesia y, luego, se remodeló la residencia para convertirla en noviciado. El claustro, muy sencillo y de pequeñas proporciones, fue terminado, según consta en anejas inscripciones, entre 1784 y 1785. Del edificio primitivo, además de la piedra y de algunas paredes, se aprovechó la puerta principal, del siglo XVI, que sirve todavía hoy de entrada a la casa conventual, y algunos de los escudos que soportan  sus muros pertenecieron al antiguo pazo, presentan las armas de los Sarmiento y Soutomaior, propios de los condes. Que precisaron su colocación, en la escritura de donación.


 Aunque las obras todavía no estaban finalizadas, en 1752 ya contaba Canedo con 19 frailes sacerdotes y 4 laicos. En septiembre de 1835, los religiosos deben abandonar este convento por la Desamortización de Mendizábal. Expulsados los hermanos, el gobierno procede a incautarse del inmueble y huerta conventual, convirtiéndolos en bienes nacionales para su posterior venta.



Así, en 1841, se procede a su venta: la huerta, el bosque y el monte frontal situado bajo el atrio de la iglesia. Todo fue adquirido por D. Severo Pesqueiras, el cual sigue dedicando la huerta a las labores agrícolas, mientras que años más tarde vende la parte frontal del atrio a varios particulares de Canedo. La casa convento, en cambio, va a sufrir el abandono, acrecentado por su desocupación. Fue adquirida en 1870 por D. José Parames y revendida en 1872 a D. Severo Pesqueiras. 



Por aquellos años, a la vista de la ruina de este conjunto conventual, la Comisión de Fiestas del Santo Cristo de los Afligidos decide retejar la iglesia en 1880. En 1893, tras la restauración de la jurisdicción franciscana de Santiago, se siente la necesidad de buscar una casa para el noviciado, y tras una promesa por parte del propietario en 1893, se llega a la compra en 1895, por el interés que conservaba el Sr. Pesqueiras en que los franciscanos residiesen en Canedo, nuevamente. 
Realizada la compra, los franciscanos, después de 69 años de forzosa ausencia, regresan a Canedo. La labor de restauración se completa y el 19 de septiembre de 1897 se realiza la solemne inauguración.

ESTATUA DE SAN FRANCISCO DE ASIS.

Una vez restaurado el convento, este se vuelve a convertir en foco de espiritualidad para la zona del Condado. La presencia franciscana fue sentida con intensidad por los vecinos de Ponteareas, que en 1997, a través de la Corporación Municipal, acuerdan concederle la Medalla de Oro del municipio al Convento de San Diego de Canedo.



La iglesia está pegada al convento; tiene fachada de estilo barroco gallego, claramente sillería de granito irregular, con una torre en el lado izquierdo. 


SAN DIEGO.
Posee una hornacina con la imagen de San Diego, y, y sobre ella,
 
 un broquel que muestra cinco cruces, de las que utilizaban los franciscanos, que se relaciona con la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén; quizás por la presencia documentada de la Orden del Temple en el Condado.



Es de planta de cruz latina y tres naves, la central con una bóveda, y a los lados de cañón. En las naves laterales se instala una plataforma que amplía el coro dispuesto en los extremos de la puerta principal El crucero de forma cuadrada tiene una cúpula esférica con linternas. El interior, carece de  retablo; solo sobresale una estatura barroca de Cristo. Destacan entre las figuras del templo, la de San Benito de Palermo, monje  taumaturgo, franciscano y uno de los pocos santos negros.


SAN BENITO DE PALERMO.

INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES




VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE PONTEAREAS EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario