MONUMENTO AL ACTOR LESLIE HOWARD, CEDEIRA



Son varios los miradores de la SERRA DA CAPELADA que asoman a esta fascinante y accidentada costa Ártabra (CHAN DOS CARRIS; CHAO DE MONTE; etc.), perfilada por los acantilados más altos de España y de la Europa continental,  que se despeñan abruptamente en vertical a un océano que parece siempre enfurecido.



A mitad de camino entre el pueblo de SAN ANDRÉS DE TEIXIDO y el mirador de VIXÍA HERBEIRA, se nos aparece este grandioso telón de fondo. Escenario de un terrible desenlace, que bien pudiera servir de argumento, a una fantástica historia cinematográfica sobre el espionaje durante la II Guerra Mundial y cuyo protagonista principal no es otro que el actor británico Leslie Howard, sobresaliendo en su larga carrera interpretativa, su papel como Ashley Wilkes en la película Lo que el viento se llevó.



Según reza en la placa conmemorativa y el panel informativo que se encuentran en los accesos al sorprendente mirador, el 1 de junio de 1943, cuando el Ibis, un avión DC3 en el que regresaba el conocido actor desde Lisboa a Bristol, fue derribado por una escuadrilla de Junkers 88 alemanes, ocho grises aviones  de la Luftwaffe que llevaban la muerte grabada en sus alas.


Este trágico acontecimiento segó la vida de todos los ocupantes de la nave: sus cuatro tripulantes y otros doce pasajeros (entre los que se encontraban dos niñas pequeñas), que realizaban el mismo trayecto que el popular actor.

Aparte de ser una estrella de Hollywood, según cuentan, el actor fue espía del servicio de inteligencia británico. Sus andanzas en esta nueva faceta lo llevan a Madrid con un mensaje secreto de Churchill al gobierno de Franco “garantizar la neutralidad de España en la II Guerra Mundial”, esta fue su última misión. También hubo rumores, que el avión fue derribado porque el espionaje alemán sospechaba que Winston Churchill se hallaba a bordo.



Realidad o ficción, una historia envuelta en misterio localizada un enclave donde todo lo que le rodea es hechizo y superstición.  Sólo tenemos que asomarnos a este mirador coronado por un sencillo cruceiro, para sentirnos envueltos en él.



A un lado, el hechicero SAN ANDRÉS DE TEIXIDO, donde sobresale su SANTUARIO DE PEREGRINACIONES y la superstición de que “a Santo André de Teixido vai de morto quen non foi de vivo”, (va de muerto quien no fue de vivo).



Al otro, el embrujo de VIXÍA HERBEIRA con sus 613 m sobre el nivel del mar, siempre coronada por los amantes de los paisajes inigualables y como en esta ocasión, por su pródiga niebla.



VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE CEDEIRA EN ESTE ENLACE.

2 comentarios: