SAN MARTIÑO DE RIOBÓ, CABANA DE BERGANTIÑOS

 

San Martiño de Riobó es uno de esos lugares que te sorprenden una vez que los conoces, porque no esperas encontrarte una aldea tan pequeña con tanto que contar, pues aquí se mezclan, leyenda, historia, arte, tradición y encanto, donde además, sus gentes fueron muy amables con nosotros.

Comenzaremos contando los secretos históricos y artísticos de su iglesia parroquial construida por mandado de Ruy Soneira de Riobóo, noble de la cercana casa solariega de la Penela y como dejó escrito en testamento de 1571, en ella también fue enterrado.

La Casa de los Riobó es una de las grandes casas de la nobleza gallega que desde la época medieval ha tenido una fuerte influencia en la comarca. Comienzan su andanza como gran Casa Nobiliaria en el 1456, cuando Berenguela Sánchez de Moscoso, hija del Conde de Altamira, contrae matrimonio con Gómes de Riobóo Vilardefrancos, el vasallo (‘ayo’) de los Moscoso que ejercía de administrador del desaparecido Castillo del Allo en ausencia de este. Gómes nace en 1430, aquí, en San Martiño de Riobó, hijo de la Casa de los Pardiñas Vilardefrancos, familia hidalga de la comarca de Bergantiños. Tras la destrucción de la fortaleza de los Altamira por parte de los Reyes Católicos, el matrimonio Riobóo se traslada a tierras más bajas y comienzan la construcción de lo que será el primer Pazo gallego sobre la existente ‘casa antigua’ o ‘casa del allo’. De aquí derivaría el nombre de las TORRES DO ALLO, teoría que rivaliza con la que sostiene que el topónimo tiene su origen en la palabra latina “angelus”, en alusión al meandro que el río Grande hace en esta zona delimitando sus tierras.

En el lugar de Riobó se conserva una leyenda que dice que, esta iglesia y el POZO DA FORCA están unidos por una viga de oro que mediría nada menos que 1,5km, distancia aproximada que separa en línea recta esos dos puntos. Nadie tentó la suerte de querer encontrarla para no deshacer el misterio de esta fábula transmitida de generación en generación.

Pese a la sobriedad artística que presenta al exterior este templo, conserva en su interior rasgos de su origen románico y otras inesperadas sorpresas.

Según atravesamos el pórtico de acceso, nos llama la atención una pequeña pila de agua bendita que tiene de base un oso o lobo, símbolo de los Moscoso.



Levantando la vista se nos muestra un arco triunfal sostenido por capiteles románicos con decoración vegetal.



Allí, en el ábside, destaca especialmente el grandilocuente retablo barroco de 1744 que, aunque parece de mármol por su brillantez y suave tacto, en realidad está realizado en madera coloreada, sobre todo en tonos rojos y dorados.

Esta magnífica joya abruma al espectador, no solo por sus preciosistas estatuas y adornos, sino porque ocupa nada menos que cinco metros de alto, cuatro de ancho y uno de profundidad.






Debajo del altar nos señalan que hay tres sepulcros y para verlos debemos retirar la alfombra que los esconde y protege. 

En el de la izquierda, yace Lorenzo Bermúdez de Castro y su esposa, María de Leis, señores de la cercana TORRE DA PENELA, de la que os hablaremos en otra entrada del blog.

Luce la losa sepulcral un escudo con el ajedrezado de los Bermúdez, los roeles de los Castro, la cabeza de lobo de los Moscoso, la torre de Riobóo, el árbol y las lanzas de Leis (o Posse) y el brazo armado con estandarte de Vilardefrancos.

Bajo el escudo una inscripción que dice: “S Ð LORENÇO BERMVDZ Ð CASR SEÑOR Ð LA CASA JVRISDICION DA PENELA Y Ð D MARIA ¿? SV MUXR 1675”.

A los lados del acceso al presbiterio vemos también dos sencillos retablos de madera, sostenidos sobre una base pétrea.


Junto al de la derecha se ha recolocado una segunda y hermosa pila de agua bendita con unas características asombrosas.

Abandonamos el interior del templo y rodeamos el típico atrio-cementerio de las típicas iglesias del rural gallego, para ver el CRUCEIRO que allí se alza.



Aunque presenta una plataforma de tres gradas y una pequeña basa circular hechas de hormigón y poco agraciadas, el resto del cruceiro realizado en granito, luce más hermoso.


La cruz octogonal muestra en el anverso a Cristo crucificado con tres clavos, manos abiertas, cabeza ladeada a la derecha y paño de pureza atado a la derecha. En el reverso, la Virgen orante con manos juntas.


Ahora nos dirigimos acompañados de unos amables vecinos, a conocer alguno de los hermosos rincones que, como nos cuentan, a mediados de agosto sirve de marco para la celebración de la TARDE-NOITE NO MEDIEVO. Una fiesta dedicada a la artesanía y plagada de referencias históricas materializada con el trabajo ímprobo de sus vecinos reunidos en torno a la Asociación San Martiño, en la cual se invita a todos los participantes a viajar unos cuantos años atrás en el tiempo, en concreto hasta la Edad Media.






Riobó recuperará así el viejo esplendor con que el Condado da Penela contaba en aquellos tiempos. Se programan diversas actividades, entre las que habrá una caminata hasta la Torre da Penela, con la escenificación de los Condes de Riobó; paseos a caballo; juegos tradicionales; se oficiarán las “Prevodas Medievais”.

 

 No faltarán tampoco la artesanía, con trabajos del cestería, carpintería, zapateros, jabones, pintura, canteros, ceramistas, rederos, herreros...Y como no podía ser de otro modo, la degustación gastronómica, con la “Pitanza do Santo” (convite a pan y queso), filloas, bollos preñados, empanadas, churrasco, criollos…; además de actuaciones musicales.

 

  Nuestros cicerones nos enseñaron fotos de esta celebración y nos señalaron el camino hacia una pequeña FUENTE que brota en las cercanías. Desconozco si esta tiene algún tipo de propiedades, además de la de refrescar a aquel que beba de su chorro, pero seguramente, si pudiera hablar, nos contaría otras muchas historias.




No podemos finalizar esta entrada sin agradecer la simpatía, atención y tiempo que nos dedicaron estos vecinos de Riobó; así como, la deferencia que tuvieron acompañándonos a la Torre da Penela. ¡Muchísimas gracias por todo ello, esperamos volver a visitaros y a ser posible el día de la fiesta!

Para los amantes del senderismo, indicar que podemos visitar este lugar siguiendo la Ruta 3.Da Outrabanda á Mata pola Penela.

INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES

https://torresdoallo.gal/es/historia/a-casa-dos-rioboo/

http://www.concello-cabana.es/gl/igrexas

http://genealogiabermudezdecastro.es/HERALDICA/ESCUDOS-DE-BERMUDEZ-DE-CASTRO/Escudos-de-Senyores-da-Penela/

http://www.concello-cabana.es/gl/san-martino-riobo

http://www.concello-cabana.es/gl/ruta-3

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/carballo/cabana-de-bergantinos/2019/08/10/tarde-noite-medievo-traslada-riobo-tiempo/0003_201908C10C6996.htm

https://www.elcorreogallego.es/hemeroteca/riobo-cabana-recordara-manana-condado-da-penela-DECG331233

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE CABANA DE BERGANTIÑOS EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.