JARDINES DE MÉNDEZ NÚÑEZ, A CORUÑA

Hasta mediados del siglo XIX los únicos espacios ajardinados de la Coruña era el BALUARTE DE SAN CARLOS y el Paseo de la Alameda o Paseo de la Reunión. Con el proyecto de ampliación del puerto de Celedonio de Uribe, apareció un área ganada al mar que se llamó “el Relleno”. 

En el año 1868 comienzan las obras de construcción de la alameda pública por iniciativa de D. Narciso García de la Torre, tal y como puede leerse en la columna de la estación meteorológica situada en estos jardines. “Débense estos paseos y jardines a la iniciativa del Sr. D. Narciso García de la Torre esclarecido hijo de esta localidad”.

El 8 de mayo de 1871 recibió el nombre del marino Casto Méndez Núñez, héroe de la Primera Guerra del Pacífico  y autor de la famosa frase: «Más vale honra sin barcos que barcos sin honra» (más información).

Comenzamos su amena RUTA HISTÓRICO/BOTÁNICA junto a uno de los paneles informativos instalados en las dos entradas principales de los jardines, que a través de un código QR, nos descubrirá la historia de estos, irremediablemente conectada a la historia de la ciudad de A Coruña y de Galicia.

Junto a este panel del Jardín Central (uno de los tres grandes espacios temáticos en los que se estructura el jardín), se encuentran el RELOJ y el CALENDARIO FLORAL, dos elementos singulares que generan gran interés turístico, pues son parada obligada para realizarse una fotografía que inmortalice la fecha de la visita.

La inauguración del primero en 1960, cuya esfera tiene un diámetro de 5 metros y las agujas (que este día no se encontraban instaladas) miden 1,90 y 1,30 metros respectivamente, coincide con la celebración de las fiestas de la ciudad, que se celebran en agosto, para las que el Ayuntamiento distribuyó un banderín con el lema “La Coruña, la ciudad en la que nadie es forastero”, manifestando así la cordialidad y alegría de los coruñeses. Esta frase, acuñada por el alcalde vigente de la época, SERGIO PEÑAMARÍA DE LLANO, se convertiría en el lema de la ciudad durante años posteriores y se incluiría en los carteles promocionales de la ciudad.

El calendario instalado el año 1956, refleja el año, el mes y el día realizados en Buxus sempevirens. El dígito se realiza con hojas de evónimos recogidas diariamente. Los ejemplares de Euonymus japonicus ‘Aureo-marginatus’ están situados en la zona del estanque, a ambos lados del monumento de Concepción Arenal.

A la derecha del calendario se abre el espacio temático de LA ROSALEDA, construida a partir de la Cesión de los terrenos ocupados por la Batería de Salvas. Un espacio donde los distintos parterres, que acogen una gran variedad de rosales, convergen hacia una figura central obra de Agustín Querol e instalada en 1905, la del monumento al político D. AURELIANO LINARES RIVAS, muy querido en la ciudad, como se refleja en los numerosos reconocimientos que le ha hecho. Teniendo en su nombre, el Obelisco, una calle, un muelle y el monumento que nos ocupa.


La escultura representa a Linares Rivas de pie y sujetando un libro sobre su pecho.

Coronando la parte superior de monumento de piedra, se puede ver una figura femenina también en bulto redondo y en bronce (más información).

Este monumento se encuentra rodeado de ocho ejemplares centenarios de palmera canaria (Phoenix canariensis) reconocidos como árboles singulares de Galicia, entre las que destaca un ejemplar que, a pesar de ser coetánea con las otras, ha marcado una diferencia en su crecimiento, posicionándose como el techo de los jardines de Méndez Núñez.

Volvemos al Jardín Central, donde destacan ejemplares por su porte y arquitectura (ombú, haya purpúrea,..), color otoñal (tilo americano, ginkgo,..), singularidad (karri), valor ornamental (acebos) o por ser los únicos ejemplares existentes en la ciudad (butia, palma del Brasil) (más información de especies).

Aquí también se encuentran monumentos y varias esculturas dedicadas a diversas figuras, como la del médico ENRIQUE HERVADA GARCÍA, obra de José Escudero (Más información).


El monumento, obra de Ramón Ezequiel Pardo Pardavila "Mon Vasco", que se levantó en 1979 como acto representativo del Año del Internacional del Niño organizado por Naciones Unidas y promovido por Unicef. Es habitual ver semillas de los árboles del jardín depositadas encima del vientre del bebé o a sus pies, por parte de mujeres que tienen dificultades para quedarse embarazadas.

El monumento a EDUARDO PONDAL, obra de Fernando Cortés Bugía, que se levanta en 1925 siendo alcalde Manuel Casas, responsable de un buen número de estatuas en los jardines, así como de edificios como Correos o el Banco de España (Más información).

La construcción de los Jardines se realizó gracias a la colaboración económica de muchos coruñeses, y desde sus orígenes fueron un lugar de encuentro, paseos y divertimento, hoy proyectado sin escaleras ni desniveles que facilitan la visita a personas con dificultades de movilidad.

Pasamos junto al busto de JUAN FERNÁNDEZ LATORRE, fundador de la Voz de Galicia y un hombre extraordinariamente polifacético: militar, corresponsal en París, diputado, subsecretario y gobernador civil. En el lateral izquierdo del busto aparece la firma de autor José Escudero y la fecha 1958 (más información).

El monumento obra de Fernando Cortés Bugía dedicado a MANUEL MURGUÍA, historiador y escritor que dedicó su vida a demostrar históricamente la existencia de Galicia como nación y a divulgar y defender la obra de su esposa Rosalía de Castro. En su parte inferior y colocada sobre cemento hay una placa de bronce en homenaje a los gallegos emigrados coronada con una medalla donde aparece él retratado (más información).

Veremos la escultura de bulto redondo, tallada en una sola pieza por Manuel Ferreiro Badía en 1986, representando a CASTELAO de medio cuerpo. Como homenaje a su obra investigadora, tiene tallado un cruceiro en su parte trasera (más información).

Otro de sus elementos singulares en el ESTANQUE, núcleo desde el que se distribuyen todos los parterres d este Jardín central. Se encuentra custodiado por árboles de gran porte como los tuliperos de Virginia de más de 25 m de altura y magnolias centenarias. La presencia de un estanque en los planos originales fechados en 1890 y que se conservan en el Archivo Municipal, nos dan una idea de la antigüedad de este. 

En mi recuerdo quedan aquellas fotos familiares cuyo telón de fondo era este estanque.

En 1916 se modifica el diseño de los parterres que rodean al estanque para ubicar el Monumento homenaje a CONCEPCIÓN ARENAL, de Rafael González Villar, escritora ferrolana que entregó su vida al servicio de los necesitados. Fue la primera mujer española que asistió a la Universidad.

Este monumento, crea un marco arquitectónico a modo de altar en cuyo centro coloca una figura exenta de un águila, con las alas abiertas y con las garras sobre un libro abierto (la inteligencia), y venciendo una serpiente (la incultura y el atraso) responsables de tantos males, realizado todo ello en hierro y pintado de negro.







Próximo a este se levanta EL BARÓMETRO, columna meteorológica instalada en 1888 a propuesta por el entonces alcalde coruñés, D. Luis de Argudín y Bolívar. De planta pentagonal, la columna es de mármol veteado e integra termómetros de máxima y mínima, higrómetro, barómetro (el original fue adquirido en París, igual que los instrumentos meteorológicos instalados en el Obelisco), un reloj de sol y un globo terráqueo de zinc, que la remata en su parte superior.







Aquí también se encuentra uno de los edificios arquitectónicos destacados de los jardines. LA ATALAYA, edificio singular por su forma, fue realizado en 1933 por arquitecto municipal Antonio Tenreiro en un estilo racionalista. Realizado en cemento, es uno de los edificios-barco que los arquitectos europeos construyeron al borde del agua en el primer tercio del S.XX para demostrar su admiración por la construcción naval. En su origen alojaba los aseos y el almacén de los jardines, y una biblioteca infantil.



A lo largo de la fachada se han hecho varios grafitis en los que se representan algunos de los monumentos o edificios destacados de la ciudad.







Continuamos el paseo dirigiéndonos al monumento a la escritora Dª EMILIA PARDO BAZÁN, realizado en 1916 por Lorenzo Coullaut Valera

La escultura es un bulto redondo que representa a la Condesa sentada y meditando, con una pluma en la mano derecha y un libro en la izquierda. Rodeando a la escultura hay una balaustrada rematada en dos grandes pilares con grandes jarrones con flores (más información). 



Ahora comenzamos el recorrido en uno de los puntos de mayor interés turístico, el área temática del PALMERAL, una doble alineación de 57 ejemplares centenarios de palmeras canarias (Phoenix canariensis), incluidas en el Catálogo de Árbores Senlleiras de la Xunta de Galicia.

Está delimitado en sus extremos por dos de los monumentos más emblemáticos de los jardines. Este es el del político DANIEL CARBALLO, Marqués de Brabazón, realizado en 1896 por Agustín Querol sobre un pedestal de Pedro Mariño

La escultura, la primera erigida en los jardines de Méndez Núñez, es una figura exenta de Carballo, en una base compuesta por capitel y columna, y un soporte cuadrangular rematado por cuatro frontones curvos, donde en su parte posterior aparece tallado el escudo de la ciudad.

Bajo esos frontones se puede ver una placa de bronce con una inscripción: "A Daniel Carballo. La Coruña" (más información).

El palmeral se encuentra rodeado perimetralmente por una serie de edificios singulares, entre los que destaca LA TERRAZA, obra de los arquitectos Antonio de Mesa y Pedro Marino inaugurada el 1 de julio de 1922. El edificio de estilo ecléctico y realizado en cemento armado, sustituyó al primitivo de madera y que hoy en día se encuentra en SADA.


En 1985, la escultora coruñesa Docha Rioboo realiza 8 bustos de personajes destacados que trabajaron por Galicia y A Coruña, y se sitúan en el exterior del edificio, coronando las fachadas laterales. Estos personajes son los siguientes: Emilia Pardo Bazán, Antón Vilar Ponte, Salvador de Madariaga, Fernández Latorre, Julio Camba, Curros Enríquez, Manuel Murguía y Wenceslao Fernández Flórez.


Junto a este se erige el KIOSCO ALFONSO, hecho para conmemorar la visita que hizo el Rey Alfonso XIII a la ciudad. Construido entre 1912 y 1913 por los empresarios Alfonso Vázquez Martínez y Dolores Leiras Ramadas. Firmó la obra Modernista Rafael González Villar, quien diseñó una robusta y ordenada edificación en cemento armado y cristal.  Ha sido café, sala de espectáculos y cine. En 1982 se convirtió en Palacio de Exposiciones. Su remodelación a cargo del arquitecto lucense Xosé Manuel Casabella, recibió el I Premio COAG (Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia), 1º premio como la mejor obra de Restauración realizada en Galicia entre 1984 y 1987. 

Sin lugar a dudas, una de las razones por las cuales tiene más popularidad, es por ser una de las sedes del SALÓN DEL CÓMIC DE CORUÑA, género del cual los españoles, además de ser unos seguros servidores, somos, también, uno de sus principales generadores, con artistas de talla mundial.








En esta parte del jardín nos encontramos con dos amplias zonas de juegos infantiles para distintas edades y árboles de gran porte, además de otros elementos ornamentales como: El monumento del que fuera alcalde de la ciudad ALFREDO SUÁREZ FERRÍN, político, comerciante y hombre de ciencia, realizado por Ramón Conde (más información).


El MONUMENTO AL LIBRO Y SUS CREADORES, obra realizada en 1976 por Manuel García (Buciños). La figura representa la lectura y la escritura como claves de la convivencia y el entendimiento entre los hombres. Este monumento fue el primero en el mundo dedicado al Libro. Dos figuras adultas sentadas disfrutando de la lectura, un hombre y una mujer, entre las cuales se alza un niño mostrando un libro con el brazo en alto.

El monumento al periodista y escritor WENCESLAO FERNÁNDEZ FLÓREZ, obra en granito realizada por José Castiñeiras Iglesias en 1985. Su vena humorística es su faceta más destacable, siendo el autor del Bosque Animado, obra llevada al cine (más información).

El Monumento a RAMÓN MARÍA DEL VALLE INCLÁN, obra de Ramón Conde fechada en1986. Fue uno de los padres de la literatura en lengua española del siglo XX. 

En repetidas ocasiones le fueron sustraídas las gafas que el autor había colocado en el rostro del busto (más información).

Asomando al final del Paseo del Cantón Grande, se ha inaugurado en el año 2005, un monumento realizado por José Luís Rivas dedicado al miembro fundador del grupo "The Beatles" JOHN LENNON

Se muestra su figura sentada, apacible, sosteniendo una guitarra. 

La escultura presenta una placa con uno de los versos de su tema Imagine junto con su firma (más información).

 

  En el centro del Palmeral se encuentra otro de los elementos ornamentales singulares de los jardines, como es EL PALCO DE LA MÚSICA, diseñado por el arquitecto municipal Juan de Ciórraga en 1884 para sustituir a uno antiguo de madera, basandose en una de las propuestas de la compañía inglesa Walter MacFarlam & Co., de Glasgow (más información).​


Delimitando lateralmente la otra parte de este paseo del Palmeral se encuentran: El HOTEL ATLÁNTICO, construido sobre el antiguo Hotel Atlantic (1923), que a su vez se levantó sobre el Salón Cine Coruña. Y el KIOSKO-BAR "COPACABANA" (1984), obra del arquitecto Xosé Manuel Casabella recibió un accésit en la primera edición de los premios COAG de arquitectura. ​

Y para finalizar, en el extremo del Jardín se alza el colosal monumento al ilustre poeta gallego Curros Enríquez y justo detrás de este, cerrando esta área temática, el edificio del TEATRO COLÓN, creado para albergar variedad de espectáculos escénicos musicales y teatrales así como proyecciones de cine. Esa fue la intención del empresario de espectáculos Emilio Rey Romero, promotor y artífice de su construcción. El arquitecto Jacobo Rodríguez-Losada Trulock diseñó en 1945 este edificio, singular por su tamaño y su ubicación en la ciudad y caracterizado por su imagen clasicista (más información).

El monumento a CURROS ENRÍQUEZ, escritor y periodista comprometido, autor de obras como Aires da miña terra, texto que le costó la excomunión. Siempre tuvo una gran vinculación con la ciudad de A Coruña, ciudad que lo coronó en 1904 y a la que le agradeció el gesto con el poema Ao pobo coruñés. Tras su fallecimiento, la ciudad herculina se hizo cargo finalmente de sus restos, que permanecen enterrados en el CEMENTERIO DE SAN AMARO.


Fue esculpido entre 1.928 y 1.934 por Francisco Asorey como la quilla de un barco, en cuya parte más avanzada aparece la figura de Curros Enríquez, adosada a la parte principal de la obra por la espalda. La figura del escritor del escritor se nos presenta de pie, con las manos cruzadas a la altura de las muñecas y apoyadas sobre unos manuscritos y un arpa. 




A los laterales, aparecen tallados en alto relieve, figuras femeninas y masculinas portando los ropajes y utensilios típicos del campo y del mar. A los trabajadores, acompaña una vaca o toro, mientras que a las mujeres lo hace la figura de un niño y de un caballo (más información).








 INFORMACION RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES

https://vivirlosparques.blob.core.windows.net/vlp-parques-acorunamendeznunez/index.html?nav=inicio

https://es.wikipedia.org/wiki/Jardines_de_M%C3%A9ndez_N%C3%BA%C3%B1ez

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE A CORUÑA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.