O PINDO, CARNOTA



Nos adentramos en el ayuntamiento de Carnota cruzando la desembocadura del río Xallas, un trocito de costa que acoge dos de los más hermosos; espectaculares y conocidos parajes de Galicia. 


De un lado, el río vertiendo sus aguas al Océano desde una altura superior a los 100m, moldeando la maravillosa y sin igual FERVENZA DO ÉZARO, única en Europa con esa particularidad. 



Y del otro, el OLIMPO CELTA DEL MONTE PINDO, mole granítica precipitándose al mar desde los 640 m, en la que sus rocas graníticas adquieren la figura de seres fantásticos. 

EL MONTE PINDO DESDE SENDA LITORAL DE PORTOCUBELO A MAR DE LIRA
 
EL MONTE PINDO DESDE MOLINOS DE VADEBOIS
En nuestro camino, nos detenemos a contemplar la desembocadura del Xallas donde se abre la hermosa playa de Ézaro;...




... a nuestras espaldas, el Monte Pindo todavía nos muestra su cara más atormentada dibujada con fuego, por la deplorable y vehemente actitud del ser humano.



Una cara más reconfortada nos muestra ahora EL PUEBLO DE O PINDO, después de sentirse cercada por ese malintencionado incendio, que arrasó el patrimonio natural de este mágico enclave y que la sabia naturaleza ya está regenerando lentamente.


El paseo por su coqueto muelle de O Sinal, refugio de pequeñas y coloridas embarcaciones, nos sirve de marco para una sesión fotográfica,...



... en la que las artes de pesca;...



 ...las embarcaciones...



... y hasta algún espontáneo, componen la escena.



Partiendo de este muelle se pueden realizar diferentes rutas de senderismo por el mítico Monte Pindo, particular Olimpo Celta, igual que los griegos clásicos consagraban su Pindhos a las musas y a la poesía, este lugar propicia leyendas y mitos propios.



Se asciende a la cima, a través de senderos vigilados por enormes rocas, que simulan CASTILLOS y FIGURAS PÉTREAS teñidas del color de las imponentes puestas de sol, con el Promontorio Nerio del Cabo Fisterra al fondo.

PROMONTORIO NERO DE CABO FISTERRA

Los objetivos son el Pico de A Moa (627 m) y el Monte Penafiel,  atravesando una zona de impresionantes moles de granito, que la erosión esculpió con formas antropomórficas y zoomorfas. Es el denominado Olimpo Celta, donde la tradición sugiere, que algunas de sus piedras fueron talladas por esta cultura.

 

También se cuenta que en el enclave existieron varios CASTILLOS.
En O Pedrullo, encontraremos las ruinas de un castillo medieval mandado construir en el siglo X por el obispo de Iria, Sisnando II. Conocido en el s. XII como CASTILLO DE SAN XURXO, se dice, que en él tuvo morada la Reina Lupa.

También perteneció a Rodrigo Pérez de Traba que, según la tradición, convirtió la fortaleza en un nido de malhechores. Por sus excesos (captura al arcediano de Trastámara, Arias Muñiz),  Xelmírez lo excomulga y Traba solicita el perdón del arzobispo compostelano donándole la Torre de Hércules.
 
VISTAS DESDE SAN GUILLERME
El decreto de la excomunión fue gravado en piedra, en una polémica inscripción que se encuentra en el monte Penafiel (otros creen que la inscripción fue gravada para cristianizar un lugar dedicado al culto pagano).

En Penafiel, las leyendas sitúan ese culto prehistórico pagano y el CASTILLO DE PENAFIEL posterior destruido en las revueltas irmandiñas. Las vistas de la desembocadura del Xallas desde ese enclave son magníficas.

Mitológica es A COVA DA XOANA, también llamada Reverte Demos. Esta preciosa cueva, no es más que una gruta que atraviesa de este a oeste el cerro, en la que se dice, se hacían “aquelarres” en la noche de San Juan y a donde las gentes del lugar acudían para sanar ciertos males, como los aires del espíritu.

La magia del Pindo ya fue recogida en su día por Fray Martín Sarmiento que escribió “hay excelentes pastos, aguas puras y plantas medicinales. Los animales son muy fecundos, por lo que es costumbre subir aquí para conseguir fertilidad y tener descendencia”, igual que hacían en el vecino Monte de SanGuillerme de Fisterra.

VISTAS DESDE SAN GUILLERME
 Además de las rutas de senderismo por el Monte Pindo (uno de los parajes más hermosos y mágicos de la Costa da Morte), la innovadora iniciativa Pindo Mariño, nos permitirá descubrir desde el mismo muelle de O Pindo, una preciosa parte de su litoral. 


Son tres rutas ligadas a la actividad pesquera del municipio, visitando: CALDEBARCOS; FORNELO y el PUERTO DE QUILMAS, donde se nos muestran hermosas playas; las características casetas de pescadores y sus antiguas fábricas de salazón, dentro del maravilloso marco marítimo declarado lugar de importancia comunitaria, “LIC Carnota-Monte Pindo”.

CASETAS DE PESCADORES DE CALDEBARCOS

INFORMACION RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES




 http://www.turgalicia.es

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE CARNOTA EN ESTE ENLACE.