SANTA MARIÑA DE GOMARIZ, LEIRO

La Iglesia de Santa Mariña de Gomariz, erigida en un privilegiado enclave desde el que se domina buena parte del valle del río Avía, es un interesante edificio citado documentalmente ya en la temprana fecha de 1138 y del que se ha llegado a especular sobre un posible origen templario. 
La parroquia actual, filial del desaparecido priorato de TOXOSOUTOS, responde al reiterativo modelo rural de una sola nave canónicamente orientada, que desemboca en una cabecera cuadrangular, hoy algo desfigurada por la adición de un cuerpo tardío a su costado meridional.



En el muro del testero abre una desproporcionada ventana de una arquivolta con chambrana ajedrezada que descansa sobre dos columnillas rematadas por capiteles y cimacios vegetales.



Está coronado por una CRUZ ANTEFIJA de brazos iguales, decorada con un círculo y lazos calados y apoyada sobre un cordero recostado al que le falta la cabeza.


La fachada de los pies, sin duda la más interesante, se eleva flanqueada por dos robustos contrafuertes en dos cuerpos coronados por una graciosa espadaña de piñón triangular, con remate de CRUZ PATADA con extremos flordelisados que en su centro exhibe un círculo calado. 



Bajo esta, una cabeza que representa a un anciano con gran bigote.


En el registro alto, en lugar de un óculo o rosetón como suele ser más habitual, fue habilitado un funcional ventanal de medio punto que ilumina toda la nave.
 

La portada de ingreso, protegida por un tejaroz sostenido por estilizados canecillos, despliega dos arquivoltas de marcado peralte...






... apeadas sobre esbeltas columnas de fustes entorchados coronados por capiteles zoomórficos y vegetales de tosca labra.





En el muro meridional, solo la cornisa y un acceso a la nave, hoy tapiado, van a romper la sobriedad de este templo.




Los CANECILLOS recogen en este lado toda una serie de motivos, vegetales y geométricos la mayoría, pero donde destacan un ave rapaz devorando a su presa, una cabeza de carnero, otra de felino, otra de bóvido y dos que albergan sendos personajes.





En una bancada que se encuentra adosada a la cara exterior de esta fachada sur, cerca de su reformada puerta lateral, podemos observar un “ALQUERQUE de nueve” que presenta el diseño habitual y más común de este modelo de tablero de juego. Las medidas de sus figuras cuadrangulares son: 24 X 18 centímetros, la más externa; 15 X 10 centímetros la intermedia; y finalmente, la central o más interna, 10 X 5 centímetros. A destacar son los profundos surcos que presenta, aun poseyendo una superficie con pátina antigua pero muy erosionada. En la CATEDRAL DE OURENSE ya tuvimos ocasión de contemplar este tipo de juego medieval.



También se conserva, anejo a la iglesia de Gomariz, un misterioso inmueble en cuyos muros, pese a las mutilaciones sufridas, se encuentra decorado con canecillos laterales, como las iglesias medievales. Esta construcción, a buen seguro vinculada a la iglesia y que aportaría más pistas sobre su pasado, ha sido referida como una enorme BODEGA MEDIEVAL, una estructura rectangular de gran tamaño que se usaba fundamentalmente para la producción de vino. Este edificio románico civil muy escaso en Galicia, fue granja del Císter y su estado de conservación todavía es aceptable.


Coordenadas: 42°22′45.61″N 08°07′01.39″W

INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES






VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE LEIRO EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.