CASTILLO DEL CARDENAL, CORCUBIÓN



La estratégica ubicación del puerto de Corcubión lo convertía en obligada parada de las expediciones que se dirigían cara al Norte de Europa o el Mediterráneo.

 


Esta ensenada también fue utilizada para realizar incursiones de saqueo en las villas del interior.



Por ello, a partir del siglo XVII se empezó a pensar en la necesidad de construir fortificaciones en esta ría. Así se hicieron el Castillo del Príncipe en Cee y el Castillo de San Carlos en Fisterra.



Castillo del Príncipe en Cee
Castillo de San Carlos en Fisterra.
 El Castillo del Cardenal se comienza a construir en 1741 bajo la dirección de Lana Ferrieri, y es acabado por Francisco Llovet y Carlos Lemaur.



Forma pareja con el Castillo del Príncipe en (Ameixenda, Cee), situado prácticamente enfrente, permitiendo mediante fuego cruzado la defensa de la ría.
Una leyenda local habla de una cadena que uniría ambas fortificaciones, que al tensarse impediría el paso de las naves enemigas.
La dotación de esta fortificación era de doce cañones montados y tenía capacidad para noventa y seis hombres.



INFORMACION RECOGIDA DEL SIGUIENTE ENLACE

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE CORCUBIÓN EN ESTE ENLACE.