IGLESIA DE SAN NICOLÁS DE CINES, OZA - CESURAS

San Salvador de Cines fue un antiguo monasterio en las tierras del antiguo arcedianato de Nendos. Fundado en el año 909, o lo más tardar en 911,  por el conde don Alvito y su esposa doña Paterna, padres de doña Argilo Aloitez, y abuelos del conde Hermenegildo Aloitez, el cual junto a su esposa doña Paterna Gundesindez, fueron a su vez los fundadores del Monasterio de Sobrado.


El monasterio, tuvo carácter patrimonial, es decir, sometido mediante un "pactum" con su abad a la poderosa familia que lo fundó y dúplice, con monjes y monjas compartiendo el mismo edificio, desde su fundación, hasta el año 1108, época en la que era propiedad de la familia del conde de Traba, don Pedro Froilaz, posiblemente por herencia de su esposa Urraca Froilaz, descendiente de los fundadores.


Las monjas nunca regresaron y la vida monástica se perdió: tras los siglos de esplendor, la desamortización de Mendizábal de 1836 supuso la exclaustración de los monjes y que las propiedades del monasterio pasasen al Estado, lo que llevó al convento a un estado ruinoso, conservándose únicamente su bella IGLESIA gótica.
 


Construida en el siglo XIV, sobre un antiguo templo mozárabe del que tan solo se conservan un capitel de mármol y un modillón.



 En algún momento de la década de los 60 del siglo XIV, un miembro de la familia Castro, apoyó el levantamiento de una nueva iglesia. Entre finales de esa década y los primeros años de la siguiente, el conflicto entre los partidarios de Pedro I y su hermanastro Enrique provocó la paralización de las obras, habiéndose edificado tan sólo la cabecera. Los Castro tomaron partido por Pedro I y, con la derrota de éste, el territorio brigantino pasó a estar bajo el control predominante de Fernán Pérez de Andrade “O Boo” , quien decidió concluir la iglesia del monasterio a petición de los monjes.



La iglesia hoy parroquial bajo la advocación de San Nicolao, es un edificio de planta basilical de tres naves de estilo ojival, con una cabecera tripartita formada por tres ábsides: uno central de mayores dimensiones y heptagonal y dos laterales menores y pentagonales, en los que se abren esbeltos ventanales góticos.


En el interior, abunda la decoración escultórica, destacando a nivel iconográfico sobre todo la representación, en el capitel del lado del Evangelio del arco triunfal, de una Psicomaquia o batalla interior del alma, único ejemplar conocido en el arte medieval gallego. Sobresale también su luminosidad, favorecida por la apertura de grandes ventanales y rosetones.



Como iglesia monacal, en su exterior tiene tres portadas. La principal está presidida por un rosetón y una portada abocinada en cuyo tímpano se representa a San Salvador, flanqueado por San Benito y San Nicolás. 








Culmina la fachada un hastial sobre el que se dispone la antefija en forma de jabalí con una cruz florenzada, ocupando este animal el lugar habitualmente reservado para el cordero; el jabalí es la marca personal que Fernán Pérez de Andrade “O Boo” dejaba sobre las iglesias que promovía.


En la fachada norte se representa una escena de la adoración de los Reyes Magos...



...y en la del oeste se abre también un rosetón.


Fue declarada Bien de Interés Cultural en 1981 y junto a esta se encuentra la RECTORAL, hoy restaurada y convertida en un establecimiento de turismo rural.




INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES







VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE OZA - CESURAS EN ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario