FERVENZAS DE TOXOSOUTOS, LOUSAME

En el municipio de Lousame, cabe destacar las hermosas FERVENZAS  DE TOXOSOUTOS (cascadas), que formaron las inquietas aguas del río al borde del antiguo MOSTEIRO DE SAN XUSTO.



El 16 de octubre de 1127 se produce uno de los hechos más importantes de la historia de Lousame, el monasterio de San Paio de Antealtares cede una pequeña capilla dedicada a los Santos Justo y Pastoral al infanzón Pedro Crescóniz, para que en 1129, fundasen en el mismo sitio, un monasterio de la orden de San Benedicto los cabelleros Froila Alonso y Pedro Muñiz Carnota, abandonando la vida militar por la monacal., que se convertirá en uno de los centros religiosos más importantes de la zona. En el monasterio aparece reflectida mucha documentación de la época medieval. En el siglo XVII el monasterio fue anexionado al de Sobrado dos Monxes. Este fue uno de los catorce monasterios cistercienses más importantes de Galicia hasta que en el s. XIX, a raíz de la exclaustración, es abandonado.


Según afirmó Hipólito de Saa:
“sus bienes comprendian parte de la Mahia, tierra adentro, y por la costa llegaba de Noya a Finisterre, poseía algunos pequeños enclaves en tierras de Rivadavia, Salnés Morrazo y en Portugal, la villa de Paredes...”

En él, se elaboró en el siglo XII el Tombo de Toxos Outos, manuscrito famoso por sus miniaturas.

Hoy solo se conserva la iglesia, de la que destaca su Torre-campanario de tres cuerpos, el inferior está decorado con molduras, el intermedio, el campanario, está coronado por pináculos y un cupulín y el superior es un esbelto tambor octogonal. El claustro Ver fotos del claustro, fue vendido al vizconde de San Alberto, que lo colocó en su Pazo de A Pena de Ouro (Noia). Se conservan algunas dependencias y construcciones anexas (molino, palomar) que han sido rehabilitadas. Hace unos años la Casa Rectoral se convirtió en un albergue turístico.


Aquí, el río San Xusto salva un fuerte desnivel entre rocas graníticas en varias cascadas y rápidos.





La más cercana a la iglesia tiene diez metros de altura...




...y la segunda cinco metros de altura. 




Estas dos fervenzas están separadas entre sí por un fantástico sendero  de apenas 300 metros acondicionado con pasarelas de madera. 




 Sus riberas están sembradas de vegetación, carballos, castaños, amieiros... bien conservada.



También recorriendo este río a lo largo de una RUTA DE SENDERISMO, podemos contemplar puentes medievales, ruínas de antiguas fábricas de papel, pozos excavados por la fuerza de las aguas y paisajes de singular belleza.






INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES







VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE LOUSAME EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario