PEDRA DE ABALAR DA CABIRTA, A LARACHA

En la Costa da Morte hay un buen número de piedras oscilantes. La más famosa, sin duda, es la PEDRA DE ABALAR DE MUXÍA, que forma parte de un santuario lítico que dio lugar a numerosos ritos e incluso puede estar detrás de la creación del mismo pueblo. Pero hay otras rocas que se mueven, también interesantes y atractivas, como esta de A LARACHA.



La Pedra da Cabirta es la piedra oscilante o “PEDRA DE ABALAR” más grande de la Costa da Morte y se encuentra en el área del viejo Coto da Cabra, en el monte Silvoso, parroquia de Soandres.


Una "pedra de abalar", es una roca de cierto tamaño que está en un equilibrio tal, que la aplicación de una pequeña fuerza en alguno de sus puntos, ya sea por el viento o por una persona, hace que se mueva u oscile.
 

Generalmente son de origen natural, formadas por erosión o por efecto de los glaciares, pero en otros casos son megalitos realizados por el hombre.


Existe una amplia variedad de creencias asociadas con estas piedras. Debido a su extraña naturaleza, las piedras balanceantes u oscilantes, a veces, tenían un culto mágico-religioso al que se asociaban principalmente por sus poderes adivinatorios, pero también por ritos de paso, sanaciones, brujería o druidismo. Las piedras que se movían con el viento se podían utilizar en algunos casos para determinar la culpabilidad o inocencia de un acusado. Aunque se encuentran en todo el mundo, son especialmente interesantes, por su importancia etnográfica y antropológica las existentes en España, sobre todo en Galicia, Francia o Gran Bretaña.



La Pedra da Cabirta se estima que pesa entre 50 o 60 toneladas, tiene 6,5 metros de largo por 2,5 metros de ancho, y una altura media de un metro y medio aproximadamente.



Puede moverse por una sola persona sin mucho esfuerzo y el margen de oscilación es pequeño (unos 15 cm), pero tan pronto como coge ritmo, genera el típico toqueteo de las piedras de abalar.



Esta fascinante masa rocosa, se encuentra rodeada de otras caprichosas formaciones modeladas con el paso del tiempo por el viento y el agua. Lástima que la espesura que domina, está compuesta íntegramente por eucalipto.







En el Concello pensaron incluirla en el Plan Especial de Patrimonio, pero no pudo ser por no estar catalogada. Ahora piensan que puede encajar en el catálogo de paisajes o lugares peculiares.



La mejor manera de visitarla es, siguiendo la RUTA DAS PEDRAS DE SOANDRES, una atractiva caminata de 13 kilómetros y dificultad moderada, que recorre los principales recursos turísticos de la parroquia de Soandres como son: el Mosteiro de San Pedro, el dolmen Fornos dos Mouros y esta Pedra da Cabirta, finalizando en el MIRADOR DE SANTA MARTA.














INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES






VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE A LARACHA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario