SAN MARTIÑO DE TIOBRE, BETANZOS

La iglesia está situada en la cima del CASTRO DE TIOBRE y es matriz de San Andrés de Obre (Paderne). Sobre su origen se han generado diferentes opiniones; Martínez SanTirso retrotrae su fundación a la época de la supuesta predicación del Apóstol Santiago en tierras gallegas. Otros autores remontan la fecha de construcción de la iglesia de Tiobre al siglo VIII, atribuyéndola a los suevos, debido al "dragón" que figuró en su campanario.


Estas opiniones no cuentan con ningún apoyo documental, pero permiten suponerle a Tiobre un origen prerrománico, aunque no se conservan restos de entonces. Sin embargo sí se cita en dos documentos del siglo IX, uno en el que se enumeran las iglesias que pertenecen al obispado de Iria-Compostela, y otro referido a la iglesia y castillo de A Espenuca. Fue mandada restaurar y consagrar por Gelmírez a principios del siglo XII junto con otras iglesias de Nendos, mandato llevado a cabo por Juan Rodríguez, arcediano de aquella comarca y canónigo de Santiago.


En torno a ella se levantó la primera ciudad de Betanzos, "Brigantium" (conocida hoy como "Betanzos O Vello"), para ser trasladada más tarde al Castro de Unta por privilegio concedido por el rey AlfonsoIX de León el 13 de febrero de 1219.


Por delante de este templo pasaba el CAMINO INGLÉS de peregrinación que venía desde Ferrol para unirse al que penetraba por Irixoa delante del santuario de Nuestra Señora de los Remedios, después de bajar por el lugar de Caraña, perteneciente a la feligresía de San Martiño de Tiobre, lo que incrementó su importancia durante el período de mayor auge de la peregrinación a Compostela.



La planta de San Martiño de Tiobre, de estilo románico del siglo XII, consta de nave y ábside rectangulares, con una sacristía añadida en el lado norte a la que se accede por una puerta adintelada.


En el interior el espacio intermedio entre el presbiterio y la nave está delimitado por un arco triunfal apuntado, sostenido por semicolumnas unidas, con capiteles compostelanos que mezclan hojas, volutas y cabezas. En una basa del ábside de San Martiño de Tiobre se representa una serpiente cuya presencia bien pudiera estar en relación con el lugar donde se encuentra el templo, conocido popularmente como "castro da serpe".

Sobre el arco triunfal, dando luz a la nave, se abre un ROSETÓN con tracería parecida a la del existente sobre el ábside central de San Salvador de Bergondo, aunque éste es posterior. El óculo está decorado con una sucesión de arquitos de herradura doblados, apoyados sobre un bocel, alrededor de los que se tallaron pequeñas hojitas que hoy se encuentran muy deterioradas. En este aspecto, la decoración del óculo guarda una cierta similitud con la que se aprecia en el de la fachada occidental de Santa María de Cambre.


Tres eran las puertas que daban acceso a la nave, una en cada muro, y todas de medio punto al interior; en la actualidad, la del norte está tapiada. La ventilación más que la iluminación se resolvió con dos saeteras de medio punto y derrame interior en cada cierre lateral, aunque en el lado norte sólo se conserva la más oriental.



La PUERTA que se abre en el lado sur de la nave de Tiobre es abocinada, con la arquivolta menor sostenida por un par de columnas acodilladas de fustes lisos y monolíticos. Los capiteles son vegetales, pero presentan distinto estilo. La chambrana se decora con un toro abrazado por un festón de arquitos que tienden ligeramente a la herradura, y por el borde exterior presenta un zigzag continuo. De nuevo aparece el recurso ornamental de los arquitos alrededor de un arco, disposición que tuvo gran difusión en Galicia a partir de su utilización por parte del Maestro Mateo en la catedral de Santiago.



El TÍMPANO de esta portada está colocado sobre un dintel liso y se decora con un entrelazo cruciforme con un gran círculo inscrito sobre él. Se trata de un motivo bastante frecuente en los tímpanos gallegos.


La FACHADA OCCIDENTAL exhibe una portada abocinada cuyas arquivoltas descansan sobre dos pares de columnas acodilladas que se elevan sobre podios no demasiado altos y sin decoración. 



Los capiteles presentan decoración vegetal.



El TÍMPANO está sostenido por dos mochetas de nacela. En este caso aparece una cruz patada cuyo brazo vertical simula estar colocado en lo alto de un mástil, como si se tratase de una cruz procesional. Está inscrita en un círculo y de su brazo horizontal penden un alfa y una omega que casi no se perciben. Lo que ya no se puede identificar son las representaciones que aparecen flanqueándola por encima del brazo horizontal. Este tipo de cruz acompañada de los demás elementos no es frecuente, aunque se aprecian algunas similitudes con las de los tímpanos de San Martiño de Amarante (Antas de Ulla, Lugo) y uno de los de las puertas de la girola de San Lorenzo de Carboeiro (Silleda, Pontevedra).



Encima de la puerta se abre una ventana adintelada fruto de una remodelación, posiblemente a partir de una aspillera anterior. La espadaña fue reconstruida a  mediados del siglo XIX.


En el exterior del testero del ábside se encuentra una pequeña VENTANA de medio punto decorada con tres arquivoltas: la menor descansa sobre dos columnillas acodilladas de fustes lisos y monolíticos, con basas áticas y pequeños plintos, el meridional con perfil de bocel. Los capiteles son vegetales, de un solo orden de hojas rematadas en pomas, y el del lado sur es similar a los del arco triunfal.



En los vértices y el piñón del muro oriental del ábside descansan tres figuras de animales: sobre el piñón se encuentra la figura de UN CARNERO que no tiene cruz encima, aunque Verín Seijas decía que sostenía un triángulo de piedra en el que veía representado el Misterio de la Trinidad.



En el vértice norte aparece un ser híbrido formado por UN CUERPO INFORME con una cabeza humana y otra de carnero contrapuestas; en opinión de Francisco Vales, este ejemplar es acusadamente románico y sin duda habría sostenido una cruz antefija, ya que conserva el hueco en el que estuvo introducida.


En cuanto a la figura sita en el vértice sur, los habitantes de Tiobre mantienen la tradición de que es UN DRAGÓN, quizá como recuerdo de la que coronaba la antigua espadaña del templo, sosteniendo una cruz que actualmente tampoco se conserva. El animal representado en el ábside de San Martiño es un cuadrúpedo que camina con el vientre pegado al suelo, tiene una gran boca y enseña sus enormes dientes de forma amenazadora. Según Martínez SanTirso, este era elemblema empleado por los suevos antes de su conversión al cristianismo. Esta opinión la había defendido con anterioridad Verín Seijas, basándose en ello para demostrar la gran antigüedad de la iglesia. La presencia de animales fantásticos en este contexto no deja de ser inusitado, especialmente la de un ser demoníaco como éste, bien porque representa el infierno, bien porque personifica al diablo.



Por el lado sur se conservan cinco canes: de proa, con un rollo, poma o uniendo dos de estos elementos (proa y rollo)... 





...y el quinto con una figura humana que sujeta entre sus manos un pequeño barril mientras bebe por medio de una embocadura, como se ve en otras muchas iglesiasInterpretadas como sátiras de la embriaguez y la gula, estas figuras fueron denominadas bebedores o borrachos, sin embargo, según un estudio reciente, estas esculturas tienen ninguna intención moralizante. Son representaciones reales de un antiguo instrumento musical, un tipo de aerófono que dejó muy pocas huellas históricas. El instrumento, totalmente desconocido hasta hace pocos años, fue identificado por el historiador y musicólogo Faustino Porras Robles, especialista en representaciones musicales en el arte románico, quien en 2007 publicó un trabajo sobre este asunto en la Revista de Folklore que edita la Fundación Joaquín Díaz. Porras Robles dio a este instrumento, cuya denominación original se desconoce, el nombre de DOLIO (del latín dolium o tonel); otro es un hombre que se mesa las barbas con las dos manos mientras hace una mueca; y el tercero es una figura barbada.



Por todo ello, Tiobre es fechable alrededor de 1200.





INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES

ARTE ROMÁNICO EN EL GOLFO ÁRTABRO Y EL ORIENTE CORUÑÉS (pdf)



VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE BETANZOS EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario