MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO

Uno de los primeros documentos que hace referencia a Bergondo, está datado en el año 1138 y cita al abad Recendus de Burgundium, confirmando una donación hecha por el Conde de Traba Fernando a su hija Urraca. Asimismo, en el testamento de esta última (1193), también tenemos una alusión a ese topónimo, cuando Urraca deja parte de su herencia al Monasterio llamado de Bergondo.


Es este MONASTERIO DE SAN SALVADOR DE BERGONDO, al que hacía referencia Doña Urraca, el diamante más preciado de su patrimonio religioso. Un convento benedictino de estilo románico que fue levantado en el siglo XII, siendo abad Fray Recendus. 

ANTIGUA PUERTA DEL RUINOSO CONVENTO
VENTANA DEL ANTIGUO CENOBIO
  çLa iglesia, que es la parte mejor conservada del conjunto monacal nos muestra características muy parecidas al de Santa María de Cambre, aunque lamentablemente este de Bergondo, sufrió un devastador incendio en el siglo XIV que destruyó gran parte del templo, el archivo y su biblioteca de incalculable valor patrimonial. 
 


Poco más tarde sería reconstruida por iniciativa de Fernán Pérez de Andrade "o Bóo", perdurando como testimonio, escudos pétreos con sus armas y el distintivo jabalí símbolo de su familia,...
 

... que lleva sobre su lomo una cruz flordelisada, coronando el testero de la nave.


El edificio presenta planta basilical de tres naves bajo cubierta de madera a dos aguas. El frontis perdió la espadaña y el rosetón románico de su fábrica original, pero conserva dos robustos contrafuertes...


...y las arquivoltas apoyadas en dos pares de columnas,...


 
 

 ... que enmarcan el tímpano tallado con arcos de medio punto,...

 

 ... sostenido por dos mochetas adornadas con motivos geométricos y figurados esculpidos.



  
En la cabecera, destacan los tres hermosos ábsides semicirculares, en los que se abren ventanas bajo arcos de medio punto, sobresaliendo el central en altura. 


 Sujetan el tejado, canecillos de voluta, menos uno que es de proa de barco.


 
En el interior de las naves, podemos observar varios capiteles con decoración vegetal que recuerdan a los empleados en algunas iglesias cistercienses, como Oseira y Meira. También aparecen capiteles con decoración figurada, concretamente luchas de leones que se repiten en las naves de la cercana iglesia de Santa María de Cambre.

Durante la restauración realizada en 1980, se descubrió en el muro norte, una puerta de medio punto enmarcada por otro arco mayor, sin columnas y remata con un pequeño tímpano semicircular tallado en la pieza que hace de dintel, en cuyo centro se aprecia débilmente una sencilla cruz de brazos iguales y dos circunferencias que la flanquean.



A finales del siglo XIV o principios el XV se inició la reconstrucción gótica, que afectó a la techumbre; el testero de la nave donde se sitúa un hermoso rosetón, similar al de la cercana iglesia de San Martiño de Tiobre (Betanzos); a los arcos formeros y fajones, que en ese momento se hicieron apuntados; a los capiteles de la nave central, cuya decoración tanto figurada como vegetal es plenamente gótica; a los canecillos del muro sur y a los contrafuertes exteriores. 

CANECILLO FIGURADO
Es también durante este periodo, cuando se agrega la Capilla de Santa Catalina, en la que sobresale una interesante bóveda de crucería.
CANECILLOS DE LA CAPILLA

CANECILLOS DE LA CAPILLA
 Merecen especial mención del interior del templo, una interesante pila de agua bendita en la que se observa una inscripción con un nombre: MMNIO P, que posiblemente se refiera al abad Munio; así como tres interesantes sepulturas medievales, destacando la que se identifica con la representación de un Abad del Monasterio por el tipo de atributos que porta. Viste hábito talar y en sus manos lleva un báculo rematado en rosca en la izquierda y un libro cerrado con herrajes profusamente decorados en la derecha. Reposa su cabeza sobre dos almohadas ricamente decoradas con motivos casi arabescos, de entrelazos y formas geométricas, llamando poderosamente la atención representada a la derecha del difunto, una HEXALFA o Sello de Salomón. 

HEXALFA DE VENTOSA, PONTEDEUME.
 Este elemento se suele identificar como una perfecta combinación de los cuatro elementos: el triángulo con el pico para hacia arriba es el fuego y el aire, y el triángulo con la punta hacia abajo, representa la tierra y el agua; por lo que se relaciona con algo protector, como si se tratase de un amuleto. Podemos observar una idéntica, en un posible DINTEL TEMPLARIO de una ruinosa casa en la aldea de Ventosa (parroquia de Centroña, Pontedeume). 


Lo que sorprende, es que esta decoración también era utilizada en infinidad de representaciones relacionadas con los Andrade. Así aparece, en el pomo de la espada del Sepulcro de Fernán Pérez de Andrade ubicado en la hermosa iglesia de S. Francisco;...



... así como en el pomo de la espada en la lauda sepulcral perteneciente probablemente a Nuño Freire de Andrade, Maestre de la Orden de Cristo de Portugal, depositada en el Museo das Mariñas;...

CONVENTO DE CRISTO, TOMAR.
  ... en una de las ventanas del muro sur de iglesia de Santa María de Azogue;...

S. MARÍA DE AZOGUE, BETANZOS.

PORTADA DE S. MARÍA DE AZOGUE, BETANZOS.
 ... o en ventanas y rosetones de las iglesias de San Martiño de Tiobre y Santiago, todas ellas situadas en Betanzos,...

San Martiño de Tiobre.
 ... por lo que se tiende a considerar como un distintivo propio deeste linaje, lo que hace suponer, que el Abad no identificado de Bergondo pueda haber pertenecido a esta familia.

Fue declarado Monumento Histórico Artístico de carácter nacional en el año 1973.
 

CRUCEIRO DEL MONASTERIO


INFORMACION RECOGIDA DE ESTE ENLACE


VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE BERGONDO EN ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario