SANTIAGO DE VILOURIZ, TOQUES

Durante una de nuestras visitas al municipio de Toques, el recorrido nos llevó por esta parroquia que atraviesa el Camino Primitivo, a tan solo 61,310 Kms. de su meta, Santiago.
Junto al templo parroquial se alza un sencillo CRUCEIRO sin imágenes, pero con un pequeño  pousadoiro a sus pies.


Dentro del atrio de la iglesia, en el que se sitúa también el cementerio, podemos contemplar otros tres elementos interesantes, de los que no he podido recabar ninguna información, como: una antigua pila bautismal;...



... un altar pegado al muro, parecido al visto en la cercana iglesia de San Martiño de Oleiros, donde tuvimos la ocasión de descubrir uno de los escasos CRISMONES representados en el románico gallego de tipo trinitario;...



 ... o una curiosa lauda sepulcral, en la que me llamó mucho la atención el símbolo en ella grabado.


En esta parroquia, en Mayo se festeja la Ascensión y el 25 y 26 de Julio el Santiago Apóstol.

INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES


VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE TOQUES EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

SAN XILLAO DE LOBIOS, SOBER


Situado en el corazón de la Ribeira Sacra, el municipio de Sober tiene infinitos atractivos: sus viñedos, los espectaculares paisajes desde los MIRADORES en el cañón del río Sil, la alfarería artesana de Gundivós, su extraordinario patrimonio arquitectónico… entre otros.


Hoy visitamos lo que ha llegado hasta nuestros días del que fuera monasterio benedictino femenino, la iglesia románica de San Xillao o San Xulían de Lobios, uno de los mejores ejemplos de tardorrománico que se conservan en la Ribeira Sacra. Edificada ya bien entrado el primer tercio del siglo XIII, perteneció a un antiguo monasterio de monjas benedictinas. Sufrió la reforma ordenada por los Reyes Católicos a principios del siglo XVI, lo que motivó su abandono.



El templo, fruto de una única y dilatada campaña constructiva, es una sencilla edificación construida en cuidada sillería, de una sola nave, propia de un monasterio de poca entidad, convertido hoy en parroquia. Sus concepciones arquitectónicas y escultóricas responden a una etapa en la que patrones acuñados en el románico conviven con nuevas formas procedentes del gótico temprano y el lenguaje propio del arte del Císter.


Entre los restos arqueológicos que pudieron haber pertenecido al monasterio, del que no se conserva nada, se encuentra una sencilla LAUDA SEPULCRAL reutilizada actualmente como dintel en la puerta de acceso a una pequeña capilla ubicada junto al antiguo templo monástico. Dicha lauda carece de epígrafe alguno que ofrezca información sobre su titular y se decora únicamente con dos cruces griegas de brazos curvos y anchos (una se sitúa en la cabecera y la otra a los pies de la lauda).


También nos encontramos en el muro de la casa que está enfrente del cierre del templo, esta otra pieza.


En el interior, hacia oriente, un tramo recto sobreelevado con respecto a la nave, de escasa longitud y planta rectangular, precede al ábside. Presenta arco triunfal apuntado de doble arquivolta. La decoración queda limitada a una secuencia de rosetas tetrapétalas similares a las que exhibe la arquivolta interna de la portada meridional.


Sobre el arco triunfal se abre una sencilla ventana bajo sobrio arco de medio punto, que apea en columnillas con unos capiteles muy erosionados.


El tramo presbiterial se cubre con bóveda de crucería, apoyada sobre ménsulas-capitel, un elemento estructural característico de la arquitectura tardorrománica galaica y, en opinión de Valle Pérez, de clara progenie borgoñona. La solución habría de alcanzar cierta difusión traspasando las fronteras peninsulares y extendiéndose hacia tierras castellanas. En opinión del historiador estos ensayos castellanos constituyen el horizonte estilístico y referente para esta inusual concepción adoptada en la CATEDRAL orensana desde donde se difundirá con éxito por el paisaje tardorrománico gallego y con cierta aceptación en las grandes abaciales cistercienses como SANTA MARÍA DE OSEIRA; SANTA MARÍA DE MELÓN; también en XUNQUEIRA DE AMBÍASANTA MARIÑA DE AUGASANTAS o SAN JUAN DE PORTOMARÍN, como advertimos todos ellos templos de una complejidad y entidad arquitectónica superior a la de Lobios.




En las cuatro MÉNSULAS aparece esculpido el TETRAMORFOS según la visión del profeta Ezequiel. Si  miramos de frente al altar, a la izquierda vemos el toro de San Lucas y el león de San Marcos.



A la derecha están el águila de San Juan y el ángel de San Mateo.



Estas figuras fueron realizadas por manos distintas, ya que podemos observar diferencias en la técnica. En las representaciones de San Lucas y San Marcos se perciben mayores destrezas. El artista cuida el modelado de los cuerpos, dotándolos de formas redondeadas, y está bastante claro que se inspiró en modelos locales. 



En el caso de San Juan y San Mateo observamos que el artista era menos habilidoso, ya que la labra es más tosca.



En el ábside se exhibe un retablo barroco colocado a finales del siglo XVIII.





Si accedemos a la sacristía, descubrimos uno de los vanos originales que iluminaban el presbiterio, así como los canecillos que sujetaban el alero.
  




En el interior del templo se conserva una PILA BAUTISMAL ubicada a los pies de la nave, bajo el coro de madera. Se trata de una sencilla pila estructurada en copa tipo semicircular y fuste de sección cilíndrica que descansa directamente sobre el suelo. Aunque su estado de conservación no es muy bueno quedan evidencias de que la embocadura de la copa se festoneaba con una serie de arcos ciegos apeados en columnas.



También contemplamos  unas interesantes PINTURAS MURALES de época gótica descubiertas durante el proceso de desencalado de los paramentos.




Lamentablemente su estado de conservación no es bueno y tampoco hemos encontrado información acerca de su temática, autoría, etc.


En el exterior destacamos su PORTADA SUR adelantada al muro del templo, con podium muy desarrollado, línea de imposta marcada, muy abocinada, con su propio tejaroz y canecillos, que expresa un lenguaje formal alejado de la tradición arquitectónica gallega y nos acerca a los usos constructivos y conceptos estéticos del mundo castellano-leonés.


Las arquivoltas se apoyan sobre capiteles con interesante iconografía: es una confrontación entre el bien y el mal. 



En el capitel de la derecha tenemos la alusión al alma fiel, representada en las aves. Se exhibe la tradicional composición de aves apoyadas sobre el collarino del capitel, afrontadas y picando de un fruto situado en el ángulo de la cesta. Puede tratarse de palomas, ave positiva que identifica al Espíritu Santo y es la imagen de las virtudes cristianas.


En el centro hay un capitel con decoración vegetal.


El de la izquierda: sobre un primer cuerpo de hojas lisas con pomas se disponen dos centauros contrapuestos armados con arcos y flechas que simbolizan la lujuria y la soberbia.


A la derecha encontramos, en primer lugar, la representación de San Miguel, armado con una lanza, matando al dragón, dispuesto bajo sus pies y al que vence. 


Seguidamente vemos otro capitel con decoración vegetal, y, por último, el dragón que representa a Satán, rey de los infiernos.


En el muro sur se conservan además interesantes CANECILLOS. En primer lugar los siete de la parte que está más próxima al ábside: cabeza humana muy erosionada; tallos vegetales que se proyectan desde la base del soporte hasta la parte alta donde rematan en volutas de gran plasticidad; los dos siguientes exhiben la misma composición que el segundo; representación de la cabeza de un animal de hocico prominente y orejas erguidas que mira directamente al espectador; imagen de un barril sujeto por una soga atada en su parte central; y el último exhibe una composición vegetal semejante a las ya vistas.



Otros siete se disponen en el alero de la parte central de la fachada, sobre la portada: Cabeza de ser monstruosos de lago hocico, orejas erguidas y fauces abiertas mostrando una poderosa hilera de dientes;...


... cabeza de hombre en posición frontal mirando directamente al espectador; superposición de doble hilada de hojas cobijando pomas y cabeza de hombre en posición frontal con la boca abierta;... 


...cabeza de ser monstruoso con las orejas erguidas y las fauces abiertas mostrando la lengua y la dentadura en actitud amenazadora; canecillo muy deteriorado, representa a un hombre de pie enfrentado a una imagen completamente perdida e imposible de identificar; y por último una composición vegetal.


La PORTADA PRINCIPAL es similar a la sur. 



La decoración de sus capiteles es vegetal, con hojas de palmera y de helecho.



Sobre esta portada se puede ver una hermosa ventana con dos vanos, arco apuntado y decoración con bolas y conchas de vieira.



Sobre el vano se alza la espadaña edificada a comienzos del siglo XIX y que sustituye a la antigua torre campanario del monasterio.



Conserva tapiada la puerta norte, que daba acceso al claustro, que tiene chambrana de ajedrezado y decoración geométrica y vegetal. Se incrusta en el muro, no se adosa a él y sus proporciones no pueden ser calificadas de grandes en comparación con las otras portadas del inmueble. Con todo, el conjunto sobresale por la calidad de los elementos arquitectónicos y escultóricos.



Exteriormente la cabecera es poco significativa desde el punto de vista estructural y ornamental, donde se abre una ventana con marcados valores plásticos: presenta doble arco ojival. Ofrece una tracería de dos arquillos, óculo cuadrifolio, mainel (Parteluz) con filete central.


Antes de abandonar este lugar, nos detendremos en el CRUCEIRO y la capilla de A RAÍÑA DOS ANXOS, al lado mismo de la iglesia.


Coordenadas: 42º 24' 28.9" N - 7º 31' 52.9" W

INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES



VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE SOBER EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.