MONASTERIO DE SANTA MARÍA DE MELÓN.

 La falta de fuentes documentales dificulta el precisar sus orígenes. Algunos autores lo relacionan con el antiguo monasterio de Bárcena y otros con el antiguo coto de Melón.



También es difícil saber quién otorgo sus privilegios, si fue Alfonso VII en 1142 o si fue la condesa doña Fruela Fernández quien se lo donó a los monjes del cister procedentes de clairvaux (Claraval, Francia), comandados por el abad Giraldo.Todo se vuelve más confuso cuando el Abad Giraldo coincide en documentos de 1159 con el de Bárcena.



Durante el siglo XIII este monasterio se hizo, mediante donaciones y adquisiciones, con grandes propiedades, no sólo en la actual provincia de Ourense (Melón, Ribadavia, Avión, Allariz y Verín), sino también en la costa pontevedresa (Vigo, Morrazo, Redondela, Porriño, Creciente, A Cañiza y Salvatierra). Estos últimos quizás fueran motivados, por la necesidad de dar salida al producto de su cotos inmediatos, el vino del Ribeiro.


Este monasterio, de estilo románico de transición, constituye una de las joyas del Cister en Ourense y también en Galicia.









Del antiguo muro monasterial solamente se conservan hoy parte del cierre y la portada de traza semicircular, flanqueada por cilíndricos torreones con aspilleras, el frontón triangular y una hornacina con la imagen de la Virgen María. 




Las restantes dependencias quedaron reducidas a ruinas, como sus dos claustros: el de las procesiones (reglar S.XVI), con bóveda estrellada y arcos semicirculares...











... y otro, el de la hospedería.



















Estuvo habitado hasta 1835, cuando se produjo la Desamortización



La iglesia románica, construída entre los siglos XII y XIII, disponía de planta de cruz latina, con tres naves de siete tramos y crucero de dos en cada brazo.




Las capillas laterales están situadas en los ábsides semicirculares...



... y el tramo presbiteral producía una girola que da lugar a tres capillas radiales.



En el siglo XVI pasa a depender de la Congregación de Castilla y se modifica profundamente la estructura de la iglesia con poca fortuna.



Del templo destaca la cabecera con deambulatorio gótico y capilla de enterramiento, emulando al CONVENTO DE OSEIRA.


El ábside semicircular del presbiterio presenta al exterior, forma poligonal en la parte correspondiente a la capilla mayor y semicircular en las radiales.



 Sobre el ángulo formado por las naves y el cruceiro, se levanta una torre de cuerpo rectangular rematada en casquete piramidal.


En 1894 un rayo derrumbó la fachada occidental y parte de las naves. En la reconstrucción se decidió acortar las naves y se dotó de una nueva fachada, permaneciendo en pie la cabecera y la parte contigua a ésta, construida en los siglos XII y XIII.





El conjunto fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1931.


En Junio de 1961 el conjunto es declarado Monumento Nacional y en 1983 se recomienda su cierre definitivo.



Después de la exclaustración gran parte de la piedra de su iglesia fue vendida, al precio de 1 peseta por carro cargado, para la construcción del templo de A Cañiza.


El abandono y decadencia del monasterio no se había producido, como se pensaba a priori, como consecuencia de la Desamortización ni la posterior incidencia de un rayo en el conjunto monástico, sino, que se había iniciado con anterioridad debido a los efectos de la incidencia del terremoto de Lisboa (1755) en el conjunto.






INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES



VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE MELÓN EN ESTE ENLACE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario