NOSA SEÑORA DE CUMIÁNS, A LARACHA



Está situada en el lugar de Cumiáns, parroquia de  Montemaior. Esta parroquia reúne tal variedad de atractivos etnográficos y patrimoniales, que casi podría ser vista como un ejemplo a escala de lo más singular de la cultura de Galicia: concentra numerosas medoñas; castros; restos de una torre medieval (la de O Viso); cruceiros de excelente factura; molinos; varias capillas hermosas como esta; carballeiras; además de  romerías como la de Santa Margarita, a las que acuden miles de romeros; leyendas;  costumbres o ritos sanatorios (con sus fuentes correspondientes) que hunden sus raíces en el paganismo y que la cristianización aprovechó y como no, dispersión rural y pérdida de población.


Esta capilla, de pequeñas dimensiones, se caracteriza por tener planta de salón, una única nave y ábside rectangular, comunicados por un arco de medio punto. La cubierta es de dos alturas y de dos aguas, con cobertura de teja del país, siendo los muros de mampostería enlucidos.




En el interior, la ausencia de ornamentación y la mampostería a la vista le confieren una gran simpleza y recogimiento.



La capilla estuvo totalmente abandonada. Durante la restauración se aprovecharon las vigas de madera y la piedra exterior, pero el resto del edificio ha sufrido un completo lavado de cara.



Ahora luce como nueva, incluso su curioso altar que, según una tradición pagana le quitaba la sombra a los niños. Los pequeños con alguna enfermedad debían pasar por debajo de la mesa sagrada, mientras las Tres Marías “tres mujeres de la zona así llamadas” recitaban una oración. Después el pequeño era lavado en una fuente cercana y si a los tres días no mejoraba «acabábase todo».




También ha sido rescatado el culto gracias a la labor del sacerdote Isolino Esmorís, que antaño recorría las cuatro iglesias de Montemaior para decir misa todos los domingos. Hoy se oficia los domingos que coinciden con la feria de Paiosaco.



Frente a ella, se levanta un sencillo CRUCEIRO construido en granito. Presenta plataforma cuadrangular de dos escalones, sobre la que se asienta un pequeño pedestal cuadrangular del que arranca el fuste. Este también es de sección cuadrangular con chaflanes y recibe un capitel cuadrangular con gorguera. 



Encima se encuentra una cruz de sección cuadrangular con brazos achaflanados y remates florenzados. 





En ella observamos gravados: un cáliz con la Sagrada Forma, clavos y otros atributos coronados por el monograma IHS del nombre de Jesucristo.



Como curiosidad, señalar que Montemaior es una de las diez parroquias con más lugares de todo el país: nada menos que 51. No muy lejos, por tanto, de la tercera, Sofán, con siete más. Por cantidad, tiene mérito, teniendo en cuenta que en Galicia hay 3.772 parroquias. Sus 23 kilómetros cuadrados la convierten en una de las mayores de la zona (la supera Soandres en el municipio), y en habitantes, ya no alcanza los 900, aunque antaño fue la más poblada del término. Montemaior no es único, pues en Galicia hay tres más que se llaman así: en los concellos de Val do Dubra, Outeiro de Rei y Ames.


Para los amantes del senderismo indicar, que podremos conocer este espacio tan singular, siguiendo la SENDA DAS CAPELAS.


INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES







VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE A LARACHA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario