SAN SALVADOR DE VILANUÑE, ANTAS DE ULLA

Edificio de origen Románico, de la segunda mitad del siglo XII. 


De la antigua estructura románica hace falta destacar la nave y el ábside, aunque este fue modificado, elevando su altitud.


Los muros son de mampostería y sillería de granito. En la fachada presenta una pequeña espadaña de un solo vano, coronada por tres pináculos.


En cada uno de los muros laterales (Norte y Sur) conserva una variada y polimórfica colección de CANECILLOS, algunos de ellos con figuras humanas, aunque prevalecen las formas geométricas.







En el lado norte se observa una mayor riqueza y mejor conservación de las formas, incluyendo una calabaza de pelegrino...


... o una curiosísima figura humana recostada. 


Tanto el tamaño más prominente, como la propia variedad ornamental de los canecillos, hacen que algunos autores consideren la posibilidad de que fueran fabricados en épocas más próximas al estilo gótico que al propiamente románico.





Sin duda lo más llamativo resulta ser la PORTADA principal. De muy exuberante riqueza decorativa y de muy hermosa factura, contrasta con la sencillez del resto de la construcción.


Consta de dos arquivoltas de medio punto, perfiladas exteriormente por un arco decorado de idéntica curvatura. La Mayor presenta una interesante ornamentación muy poco frecuente, tal y como recoge J. Delgado, al incluir motivos geométricos en forma de X y florales enmarcados en casetones. La arquivolta interior se ciñe al trasdós por una escocia de bolas.


Ambas arquivoltas reposan en sendas impostas con diferente decoración en cada una de ellas. Los capiteles y las basas de las columnas presentan también. diferente y esmerada decoración geométrica.





El tímpano está decorado dos motivos geométricos en altorrelieve y una cruz latina central. J. Delgado concluye que la simbología del tímpano alude a la simbología de la esvástica castreña.




Fijándonos en los muros de la iglesia y en los del edificio que conforma el cierre el atrio en el lado norte, pudimos descubrir un sillar reutilizado, así como el que parece un escudo sin ningún tipo de relieve, puesto del revés.





En los accesos al templo se alza un bonito CRUCEIRO.



Y junto a él, un viejo tronco, todavía erguido, del que antaño sería un majestuoso árbol. 


Vilanuñe es el nombre de la única entidad de población de la que consta esta feligresía, que se denominaba Vi/a Nuni en 1033, 1120, 1172, 1180; así como también de Galicia. El antropónimo Nunnius sería una variante de Nonnius, basado, no en el adjetivo numeral latino nonus 'nono, noveno', sino en nonnus 'abuelo', que en la Regla de San Bieito se recomienda a los monjes más nuevos como forma de tratamiento con los más viejos ("quod intelligitur paterna reverentia") y que, según parece, era una palabra egipcia que significaba ' eremita', algo así como abba 'padre mío'.


Antiguamente formó parte del arciprestazgo de Reboredo-Ventosa, pero a excepción de las demás parroquias de Antas de Ulla, cuya jurisdicción ordinaria recaía en el Conde de Lemos, la de Vilanuñe era de D. Bias Gil, D. Fernando Arias y D. Xosé Varela. 





 INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES





VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE ANTAS DE ULLA EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario