VIVEIRO


El municipio de Viveiro, está situado en la provincia de Lugo, dentro de la comarca de la Mariña Occidental, de la cual es su capital.
El territorio se sitúa en el valle formado por el río Landro, que se extiende por el sur, desde el comienzo de la sierra del Xistral, y que desemboca al norte en la ría de Viveiro, que es una de las rías pertenecientes a las Rías Altas, y que confluye en el mar Cantábrico.

Conserva cuantiosos yacimientos arqueológicos, que muestran la importancia que alcanzaron los asentamientos celtas y romanos. Se cree que esta ciudad fue la antigua Flavia Lambris, pero no existen documentos que lo legitimen rotundamente.
Existió una ciudad romana en este enclave, pues se han encontrado vestigios de aquel pueblo y una calzada que llega hasta una de las puertas de la muralla.
Existe la leyenda de que hubo antiguamente en este lugar una ciudad llamada Estabañón, en la actual parroquia de Faro, que fue devorada por una terrible marea, leyenda que se ha visto reforzada por la aparición de restos arqueológicos en la citada parroquia.(para más información ver enlaces 1.- 2.-)
La villa de Viveiro se denominó en la antigüedad Concejo de la Puente de Vivario, por el puente construido durante la dominación romana.
La llegada de la invasión árabe destruyó la villa, pero pronto fue reconquistada.
El Rey Don Pelayo recompensó a Vivero por los servicios prestados en la Reconquista concediéndole grandes privilegios, dejando a la villa "en guardia y custodia" de cuatro hombres, fundadores de los linajes vivarienses: Páez de Cora, Alfeirán, Vizoso y Gallo.
Hacia el año 844, la población de Viveiro sufre diversos ataques por parte de vikingos, al menos en tres ocasiones. Sobre estos hechos, también se relata la leyenda del Obispo Santo. Obispo de Mondoñedo.
En los siglos XII y XIII se configura propiamente la villa de Viveiro, tal como la entendemos en la actualidad.
La documentación histórica más antigua que se conserva es del siglo XII, del año 1112, cuando la reina Doña Urraca I de León (a quien su padre el rey Alfonso VI otorgó el condado de Galicia), concedió el señorío del entonces burgo al Obispo de Mondoñedo don Nuño Alfonso.
El hijo de Doña Urraca, el rey Don Alfonso VII de León, delimitaría por primera vez el territorio perteneciente al señorío de Vivero. De este señorío formaban parte además del municipio de Vivero*, los que posteriormente se convertirían en los de Vicedo, Orol*, Jove*, Cervo y Burela.
Los habitantes de Vivero* mostraron su rechazo al señorío, entablando una pugna con el obispado que duró casi dos siglos. Finalmente, en el año 1346 el rey Alfonso XI de Castilla le concedió la condición de realengo, en contra posición a la de señorío.
Durante la segunda mitad del siglo XV, Viveiro fue escenario de la guerra civil existente entre nobleza y vasallos, conocida como Guerra Irmandiña. Dentro de estas revueltas, destacó la figura de Pero Pardo de Cela, quien fuera alcalde de la villa, como recompensa de su apoyo a Isabel la Católica.
Sin embargo, acabaría por encabezar una rebelión contra la realeza, lo que llevaría en el año 1476 a su destitución de la alcaldía por parte de los Reyes Católicos. En el año 1478 es expulsado de Viveiro, refugiándose en el CASTILLO DA FROUXEIRA, donde se enfrentó a Fernando de Acuña, primer Gobernador y Justicia Mayor del Reino de Galicia, quién lo acabaría conduciendo al cadalso.
En la Edad Moderna, Viveiro era una villa poseedora de riqueza e importancia, en la que se dedicaba el cultivo del lino, la fabricación de lienzos, el cultivo de viñedos y frutos, además de disponer de una importante actividad comercial marítima. Al estar situada esta ciudad en el estuario de un río (el río Landro) fue desde sus comienzos un puerto comercial de gran actividad cuyo apogeo se dio en el siglo XVI.
El inicio del Siglo XIX viene marcado por la ocupación de la Península Ibérica por parte de las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia Española. Vivero no se vio libre de la invasión.
Pero el día 18 de febrero, un batallón al mando del general Maurice Mathieu Bardel atacó Vivero, acabando con la sublevación popular.
Con la Constitución de las Cortes de Cádiz, en 1812, se terminan las antiguas jurisdicciones y señorías y surgen los nuevos ayuntamientos. En una lista de nuevos ayuntamientos publicados en 1835 aparecen los ayuntamientos de Vivero* y de Galdo, pasando años más tarde a formar parte de uno sólo, Viveiro.

En el siglo XIX se añadieron las importantes fábricas de salazones.

En este mismo siglo XIX, Viveiro gozó de una intensa vida cultural, impulsada por el poeta y político de la época Don Nicomedes Pastor Díaz, considerado por sus contemporáneos como el príncipe del romanticismo hispánico.
A finales del siglo XIX, también empezó a tomar importancia la actividad minera, con la extracción de hierro en la llamada Mina de la Silvarosa, por parte de empresarios procedentes de Alemania.
Durante la dictadura del General Primo de Rivera, sufrió la zona cierta represión por parte de las fuerzas del orden, y hubo ciertas fracciones ideológicas entre partidarios y detractores del régimen.
 El mismo Primo de Rivera estuvo en Viveiro, dando un discurso a los presentes desde el balcón del ayuntamiento.
Con la llegada de la Segunda República Española, reinó un panorama de cierta tranquilidad, ya que al contrario que otras zonas de España, no hubo quemas de iglesias, llegando incluso a celebrarse las procesiones de Semana Santa con normalidad.

ESCUDO

En el escudo de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Vivero trae por armas, en el campo de gules, un puente de plata de cinco arcos, mazonado de sable, sostenido de fajado-ondeado de plata y azul, y sumado de león de oro coronado de lo mismo, y acompañado de cinco custodias de oro, con la sagrada forma de plata, puestas tres en jefe y una en cada flanco. Al timbre, corona real cerrada.

By Anxo (Xelo2004)Copyright: GFDL (GNU Free Documentation License)Publicada por/Publish by: Anxo (Galipedia, a wikipedia galega) [GFDL or CC-BY-SA-3.0], via Wikimedia Commons
LUGARES DE INTERÉS

 VILLA DE VIVEIRO

Si deseas participar con alguna indicación sobre este ayuntamiento, déjanos un comentario.


Os esperamos en las próximas entradas de
y disfrutad del BLOG.

Un saludo de Mónica, Laura y Alberto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario