IGLESIA DE SANTA MARÍA, MELIDE

Santa María de Melide, catalogada Monumento Nacional, es la joya del románico melidense, datable en el último cuarto del XII.


La iglesia de una sola nave remata formando un ábside semicircular en su cabecera, que consta de un trecho recto, con bóveda de cañón y de capilla con bóveda de cascarón.

En el fondo del ábside hay una ventana abocinada que finaliza en un arco de medio punto, con columnas de fuste liso y capiteles vegetales. El izquierdo con motivos muy estilizados y el derecho decorado con pinas, motivo tardío en el románico gallego que aparece en otras iglesias: San Miguel de Esporiz (Monterroso), San Martiño de Ferreira (Palas de Rei) y Santa María de Arco (Antas de Ulla), todas ellas en la provincia de Lugo.


La portada occidental es abocinada, con tres pares de columnas, que sostienen otras tantas arquivoltas de mediopunto. La arquivolta mayor de la portada presenta una composición u organización que la hace única en la provincia de A Coruña: tanto el trasdós como el intradós aparecen decorados mediante casetones que en su mayoría guardan motivos geométricos: cruces, semicírculos, ondas y círculos.


De los seis capiteles, cuatro tiene decoración de tipo vegetal y dos, pertenecientes al lado izquierdo, presentan decoración figurativa. El correspondiente a la arquivolta mayor representa una serpiente enrollada sobre si misma atacando un cuadrúpedo, que podría plasmar la lucha entre un león y un basilisco, lo que en la iconografía medieval simboliza la lucha entre Cristo y Satán. El capitel central presenta dos aves de largos picos y con las cabezas giradas hacia sus respectivos cuerpos.



Los tres capiteles del lado derecho son vegetales y cada uno presenta un tipo diferente de hoja.


En el muro sur hallamos otra portada flanqueada por sendos arcosolios bajo arcos apuntados. Sita entre dos contrafuertes que acaban en cornisa sustentada por canecillos decorados, posee dos arquivoltas apeadas en capiteles, columnas y basas. Al exterior de sus arquivoltas hay un guardapolvo poco saliente decorado con arquillos ciegos hacia afuera y una sucesión de semicilindros alternando con bezante, florones o alguna cruz. Las dos arquivoltas decoran de modo similar: decoración de baquetón con friso corrido de pequeños arquillos ciegos por fuera del mismo.





Los capiteles son de temática vegetal a excepción del situado en el lado izquierdo, junto al vano que muestra dos bestias enfrentadas, aparentemente león al frente y otra bestia al interior.



A ver si en otra ocasión podemos visitar el interior, donde se conserva una reja románica que cerraba el arco de triunfo de la iglesia. La función de éste cierre era proteger los objetos sagrados y valiosos. El otro elemento destacable de la iglesia es su altar románico situado en el altar mayor. Es de los pocos altares románicos gallegos que llegaron hasta la actualidad. La iglesia también cuenta con una imagen gótica de la Virgen de las Nieves. Destacan además: las bonitas pinturas murales fechadas en los tres primeros decenios del siglo XVI y desplegadas en los muros y bóveda absidial; junto con los capiteles del arco triunfal, uno de los cuales presenta una curiosa escenografía. Se trataría de una representación simbólica del Hombre contra el Mal.


El Camino de Santiago pasa junto al templo, siendo habitual contemplar grupos de peregrinos pasar camino de su destino: Santiago.




INFORMACIÓN RECOGIDA EN LOS SIGUIENTES ENLACES




VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE MELIDE EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario