LAS CARAÑAS DE BETANZOS

Este recorrido nos permitirá conocer las tres Carañas de Betanzos, un rincón casi secreto, en el que antaño llegaron a funcionar más de treinta aceñas y varias curtidurías. Hoy podemos ver 19 antiguos molinos de maquia para la molienda de grano (trigo, centeno y maíz), en distintos estados de conservación; una antigua curtiduría, donde se ubicaban los pelamios que dan nombre al río, que hacía funcionar todos estos ingenios hidráulicos; varías fuentes; además de numerosos saltos de agua muy pintorescos.





La "RUTA DE LOS MOLINOS DEL RÍO PELAMIOS", de 1,8 Km y de dificultad baja, comienza cruzando el Mandeo por el nuevo puente de Madera situado en el barrio Medieval de pescadores de la Ribeira, donde vemos las barcas que en la romería, ascienden el río hacia el "Campo dos Caneiros".

  

He de señalar, que conocí este enclave gracias al blog “Bares y más lugares”, del cual soy asiduo lector de sus interesantes publicaciones.


El entorno fue objeto de una recuperación ambiental y patrimonial en el 2010, pero todavía necesita de un proyecto mucho más ambicioso, teniendo en cuenta el volumen de edificaciones y las características del lugar. 


En este punto es el momento de conocer la fantástica LEYENDA del origen del nombre de Caraña.


http://anuariobrigantino.betanzos.net/Ab1948PDF/1948-14.pdf

En la CARAÑA DE ABAIXO, nos toparemos primeramente con el "MUIÑO DO TARABELO".



Frente a él, un paso sobre el río Pelamios comunica las dos márgenes del río, que bañan dos lavaderos en ellas dispuestos.
  


Allí mismo, y tras salvar otro pequeño puente de losas, se levanta la que otrora fuera  FÁBRICA DE CURTIDOS con sus “Pelamios”, cubetas de agua y cal donde se ablandaban las pieles, ya que Betanzos fue hace 200 años un referente en Galicia en la industria de la piel.



Y junto a esta, algo más deslustrado, el SECADOIRO DE PELES.



Continúa el camino acompañado por el discurrir del torrente, al que vierten aguas otros regatos o manantiales y la FUENTE DE CARAÑA DEBAJO.



El río se va abriendo camino a través de los numerosos molinos que salpican sus orillas, dibujando agraciados lienzos con un ambiente rústico y natural, como este conformado por el MUIÑO DO BECCARÍA;...




... el canal que lo alimenta, en el que observamos dos “Moas” reaprovechadas que sirvieron para lavar sobre ellas la ropa;...




... y a un lado de este, la CASA DO LABREGO.



Más arriba, los MUIÑOS DE CUBO nos dejan otra bonita estampa y junto a ellos los restos de antíguas “MÓAS” de trigo y centeno, que refuerzan el carácter etnográfico de la ruta.



El paseo continúa por el pasadizo que cruza el "MUIÑO DA RAÑADA".



Un paso subterráneo, en el que se exhibe un carro de madera, nos acerca ahora a la CARAÑA DO MEDIO.



En este punto, también podemos acceder a la ruta desde la N-651, que lleva a Ferrol.




Son varias y bonitas, las ALDABAS que nos encontramos situadas en las puertas exteriores de las casas.





En las bodegas de las casas, vemos los barriles donde se guarda “o viño branco lexítimo” que se da en las vides cultivadas en estas laderas orientadas al sur y una de las cuatro Indicaciones Geográficas Protegidas de vinos de Galicia
Es esta la “Caraña do Viño”.


El entorno natural nos va descubriendo, otros riachuelos que aportan su caudal al Pelamios en forma de pequeño salto, después de traspasar un molino-vivienda.




Le sigue un tramo del río canalizado junto al muro que cierra la finca de un molino-vivienda que parece vivió tiempos esplendorosos.   


En este canal se desploman en forma de FERVENZAS, las aguas que liberan las compuertas de una presa que regulan el paso al edificio anterior.


Esta zona nos regala unas maravillosas instantáneas.





Arriba, donde la presa, se encuentra la casa de Lucia, una mujer que, según nos contó, pretende descubrirnos la belleza y singularidad de este lugar, a través de su página de Facebook “Las Carañas de Betanzos”.




En este tramo el río desciende con mucha más premura, como anunciando lo que vendrá luego.



Antes de cruzar el puente que nos lleva a la otra orilla, nos topamos con la "FONTE DO COSME", con su caño de agua, vertiendo sobre la piedra de moler.

 




En el siguiente tramo, por ello la prisa del río, la pendiente se acentúa para adentrarse en la "CARAÑA DE ARRIBA". Zona donde también abundan los molinos y las bodegas, aunque en peor estado de conservación.




Tenemos que cruzar a la otra orilla para descubrir la “FONTE DA TELLA”, asomando al caudal que cae por la pronunciada pendiente.



En esta cañada de arriba, por donde transita también el CAMINO INGLÉS, que desde la iglesia románica de SAN MARTIÑO DE TIOBRE, discurre hacia NOSA SEÑORA DO CAMIÑO donde estuvo situado el enclave primitivo de BETANZOS,



...vemos igualmente, puentes y pequeños saltos de agua en el serpenteante discurrir del río, que no podemos dejar de fotografiar por su hermosura.







También me llama la atención el dintel de una vivienda.


Siguiendo río arriba veremos más saltos de agua y molinos con distinta suerte de conservación, así como lo que parecen los pies de un hórreo.





Y finalizamos este extraordinario paseo en la “FONTE DA SRA. JESUSA”.



Coordenadas: 43º 17' 09.2" N - 8º 12' 33.4" W

INFORMACIÓN RECOGIDA DE LOS SIGUIENTES ENLACES






VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL MUNICIPIO DE BETANZOS EN ESTE ENLACE, CON UN MAPA PARA LLEGAR A CADA UNO DE ELLOS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario