SAN PEDRO DE ROCAS, ESGOS



Viajamos al ayuntamiento de ESGOS, para ver situado en una fraga espesa, su espléndido monasterio y eremitorio de SAN PEDRO DE ROCAS, posee un carácter especial entre todo el patrimonio gallego.





Por un lado, su origen se remonta a los inicios del cristianismo y de la vida monástica en Galicia. Por otra parte, resulta originalmente integrado en su entorno, emplazado en un paraje de interesantes estructuras graníticas salpicadas entre la vegetación, al servirse de una montaña como elemento condicionante de toda su estructura.

 


 El monasterio data del año 573 y aparece estrechamente relacionado al evangelizador de la época sueva San Martiño Dumiense. Por lo tanto, fue uno de los primeros de la ‘RIVOYRA SACRATA', es el más antiguo conservado de Galicia y uno de los de Europa.


Lo fundaron siete varones, en el año 573, según consta en una lápida que se guarda en la actualidad en el Museo Arqueológico Provincial de Ourense. En esta lápida aparecen los nombres de algunos de los monjes fundadores: “Hereditas, N.. Eufraxi, Eusani, Quinedi, Eaci, Flavi, Ruve” refiriéndose a ellos como “los herederos”,  lo que induce a creer que el monasterio habría sido construido con anterioridad.


En el siglo X, según la reza en la LEYENDA, un caballero llamado Gemondus lo descubre durante una jornada de caza cuando perseguía a un jabalí y se queda a vivir en el lugar como eremita.



El singular conjunto consta de tres naves excavadas en el interior de una descomunal roca del Monte Barbeirón. Construido en varias etapas, entre las realizaciones más antiguas, figuran las tres capillas y la mesa del altar cubierta con doble arco de herradura.
 



 


Los arcos de entrada a estas capillas tienen columnas adosadas con nácelas, bezantes y capiteles labrados en la misma roca, cuentan con luz natural que se introduce por una abertura que hay en el techo llegando hasta la cima de la montaña.






De valor incalculable, son sus representaciones paleocristianas de la Diáspora Apostólica, y sus numerosas SEPULTURAS ANTROPOMORFAS de estilo románico excavadas en el suelo, algunas de reducidas dimensiones, sin duda pertenecientes a niños de corta edad.







En la pared de la capilla de la izquierda, se abre un hueco donde se supone que estaba el sepulcro del caballero Gemodus. En él se descubrió una pintura mural al fresco, datada entre 1175 y 1200, que muestra imágenes de los apóstoles y un MAPAMUNDI



Se piensa también que la situación de las tres naves en el interior de la gigantesca piedra resultó del aprovechamiento de cuevas ya pobladas en la antigüedad.


 

 



En este monasterio todo es excepcional y atípico, siendo el campanario una extraña elaboración que también aprovecha el escarpado terreno: la obra es de mediados del XVI y consiste en una espadaña colocada en lo alto de una roca,


 



con escalinata en la parte posterior.




El Monasterio declarado monumento histórico-artístico en 1923, forma parte de la Ruta de las Iglesias Luciérnagas de la Ribeira Sacra y alberga un centro de interpretación de la Ribeira Sacra, donde se podrá hacer un recorrido por el paisaje, la historia y la vida monástica.


En la segunda planta cuenta con salas dedicadas al vino, a los oficios y a las tradiciones de la zona.
  

INFORMACIÓN: Precio: Entrada gratuita. Horario: Martes - Domingo de 11:00 a 14:00 h y de 16:30 a 20:00 h. Lunes cerrado.

También podremos realizar una bonita ruta circular de senderismo, con una duración aproximada de dos horas.

 








INFORMACION RECOGIDA DEL SIGUIENTE ENLACE

VISITA OTROS SORPRENDENTES LUGARES DEL AYUNTAMIENTO DE ESGOS EN ESTE ENLACE.

2 comentarios: